Galán desafía a Florentino Pérez con un demanda por competencia desleal

Iberdrola presenta una demanda contra ACS por competencia desleal. La compañía de Florentino Pérez la califica de "maniobra de distracción"

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, a pesar de su imputación por el caso Villarejo, no desiste en su pulso con el presidente de ACS, Florentino Pérez.

Iberdrola presentó este martes una demanda por competencia desleal contra ACS al considerar que se ha “denigrado” a la energética para “menoscabar su crédito en el mercado” tras su implicación en el caso Villarejo.

La demanda llega apenas una semana después de que el juez Manuel García Castellón imputara a Sánchez Galán y a otros tres ex directivos de Iberdrola por contratar presuntamente al ex comisario de la Policía Nacional, José Manuel Villarejo, para espiar a Florentino Pérez.

Varios meses de cruces

Desde el pasado febrero se especulaba con que sería ACS la que llevaría ante la Justicia a Iberdrola tras la publicación de una noticia en el Confidencial en la que se apuntaba que Pérez, presidente también del Real Madrid, presentaría una demanda de 2.600 millones contra la energética.

Esta denuncia vendría motivada por los perjuicios ocasionados a la constructora por impedir que ocupara un sillón dentro del consejo de administración de Iberdrola.

Publicidad

Por ello, Florentino Pérez se encuentra personado como acusación particular en el caso Villarejo por la presunta contratación de sus servicios por parte de Sánchez Galán.

Publicidad

Tanto al presidente de Iberdrola como al resto de la cúpula imputada en el caso -denominado oficialmente Tándem- se les acusa de delitos de cohecho activo, contra la intimidad y de falsedad en documentos del Registro Mercantil.

Iberdrola: el daño va “más allá” de las caídas en bolsa

En la demanda presentada este martes por Iberdrola ante el Juzgado Mercantil número 4 de Madrid, la energética sostiene que se ha dañado “su imagen, credibilidad y reputación corporativa”, que le genera un perjuicio “inmediato y duradero”.

Un daño que va “más allá de la incidencia” en la cotización de la compañía, que registra fuertes pérdidas en bolsa en la última semana.

La semana pasada, las acciones cayeron cerca de un 4 por ciento en el acumulado de las sesiones posteriores a la imputación del presidente.

En el inicio de esta semana, el desplome llega a alcanzar el 3 por ciento, aunque finalmente cerró con ligeras pérdidas que este martes se han convertido en ganancias de entorno al 0,4 por ciento.

Publicidad

IBERDROLA (IBE)IBERDROLA (IBE)

0,252,55 %
10,18

ACS responde: “es una maniobra de distracción”

Tras conocer la demanda de Iberdrola, ACS respondió con un comunicado en el que califica que se trata de una “maniobra de distracción” ante la imputación de Sánchez Galán.

De esta forma, la constructora ha reiterado que nunca ha comunicado su intención de demandar a Iberdrola.

“Esta nueva acción es un paso más de las diligencias preliminares que instó Iberdrola y que fueron íntegramente desestimadas”, explica la constructora, sobre la solicitud presentada por la energética a comienzos de este mes.

De esta manera, la compañía de Florentino Pérez sostiene que la demanda está motivada por la citación de la cúpula de Iberdrola, que tendrá que declarar en los próximos días “en base a los nuevos indicios encontrados entre la documentación intervenida” al excomisario Villarejo.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de