VW Navarra logró en 2018 un beneficio de 65,6 millones, un 17 % más que 2017

Volkswagen Navarra logró en 2018 un beneficio después de impuestos de 65,6 millones de euros, un 17 % más que en el ejercicio anterior.

Las ventas ascendieron a 3.211 millones de euros, el 94 % procedente de la venta de coches y el 6 % restante de la venta de carrocerías, componentes y recambios, según los datos facilitados por la compañía, cuyo resultado de explotación alcanzó los 88,8 millones de euros.

Las inversiones sumaron 105,1 millones de euros, de los que 66,1 millones se destinaron a la preparación de la fábrica para la producción del nuevo Volkswagen T-Cross, cuya producción en serie comenzó en diciembre, mientras que las labores directamente relacionadas con el VW Polo supusieron una inversión de 17,1 millones.

El resto de las actuaciones realizadas en la fábrica sumaron una inversión de 21,9 millones de euros.

Al analizar el ejercicio, el director de Finanzas de Volkswagen Navarra, Ingo Neubert, explica que ?para toda la industria automovilística, 2018 fue un año marcado por las tensiones derivadas del nuevo ciclo de homologación WLTP y Volkswagen Navarra no fue ajena a esta circunstancia?.

Pese a ello, añade, ?el resultado mejoró el de 2017, en gran medida como consecuencia de haber podido volver a un volumen no penalizado por un lanzamiento como el del nuevo Polo en 2017".

"El Acuerdo del Segundo Modelo ha traído a la fábrica de Pamplona el T-Cross, un modelo muy rentable que va a asegurar la ocupación de la planta", según el director.

Alude además al preacuerdo del IX Convenio Colectivo que, según apunta, "reconoce el esfuerzo de la plantilla y con una subida por encima del IPC se ha llegado así al máximo de lo que la fábrica podía ofrecer para poder participar en los planes futuros de la marca y no poner en peligro la competitividad de Volkswagen Navarra?.

El 2018 concluyó para Volkswagen Navarra con la fabricación de 272.272 coches (un 11,5 % más que en 2017) y con una plantilla, a 31 de diciembre, de 4.764 trabajadores.

El 90 % de la producción fue destinada a la exportación, con un 10 % de la fabricación dedicada al mercado nacional, según la multinacional que indica que Alemania fue el primer destino del Polo, con un 22,2 % de la producción, seguido de Italia, con un 15,2 %, y Francia, con un 14,5 %, seguidos de los Países Bajos, con un 4,8%, y en quinto lugar, Turquía, con un 3,6 %.EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.