Un tribunal sueco absuelve a exdirectivos de Saab de delitos fiscales graves

El tribunal de Vänersborg (Suecia) absolvió hoy de varios delitos fiscales graves a siete empleados del extinto fabricante de coches sueco Saab Automobile, entre ellos el ex director ejecutivo, Jan-Åke Jonsson, y el expresidente del consejo de administración, Victor Muller.

La Fiscalía reclamaba penas de cárcel de entre 1,5 y 2,5 años para Jonsson, Muller y la exjefa de los servicios jurídicos, Kristina Geers, en un proceso en el que aparecían acusados otros cuatro antiguos empleados de la firma.

El fallo consideró que ni el pago millonario a una empresa de Muller por servicios de consultoría, ni un supuestamente falso acuerdo de importación y venta en Ucrania constituyen delitos de contabilidad graves.

El tribunal rechazó igualmente que hubiese alteraciones en los balances y que los directivos intentasen con sus declaraciones dar una imagen maquillada y errónea de la situación económica de la firma, delitos de los que como del resto se habían declarado inocentes.

La firma holandesa Spyker Cars, propiedad de Muller, compró Saab Automobile a la multinacional estadounidense General Motors a principios de 2010, cuando atravesaba por graves problemas económicos, pero su intento de reflotarla fracasó y la declaró en quiebra a finales de 2011.

El consorcio chino-sueco National Electric Vehicle Sweden (NEVS) rescató a Saab Automobile de la desaparición en septiembre de 2012, aunque la compañía sigue atravesando todavía por problemas económicos y perdió el derecho a usar el nombre original del fabricante de coches.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.