Siemens Gamesa: ¿qué ha provocado la ira de los inversores?

Duro castigo para el fabricante de aerogeneradores, que ha vuelto a rebajar su previsión de margen Ebit. El nuevo 'profit warning' pillar por sorpresa a los inversores y provoca una reacción airada, aunque la historia se repite, pues este tipo de rebajas no son nuevas en el grupo. Desde el punto de vista técnico, la debilidad es también preocupante. 

Siemens-Gamesa se mantiene en el rango de consolidación

La cotización de Siemens Gamesa retrocede hoy algo más del 8% pero ha llegado a hundirse hasta el 10%, después de que la compañía haya publicado una presentación preliminar de resultados que ha desatado la ira de los inversores. 

La compañía ha reconocido unas pérdidas en su primer trimestre fiscal (octubre a diciembre de 2019) de 174 millones de euros, frente a los 18 millones que ganó en el ejercicio anterior. Y la culpa de los números rojos se debe a unos costes extraordinarios de 150 millones de euros por proyectos en Noruega, lo que a su vez ha obligado al fabricante de aerogeneradores a revisar a la baja su previsión de beneficio neto de explotación o margen Ebit. 

Esta es una variable muy sensible para Siemens Gamesa, y su revisión a la baja ha provocado la respuesta aireada de los inversores, de manera que lo antes era una previsión de crecimiento de entre el 5,5% y el 7%, queda ahora reducida a una subida de entre el 4,5% y el 6%. Es decir, un 'profit warning' en toda regla que ahora proyecta un Ebit negativo de 136 millones de euros. 

Lo malo es que no es la primera vez que esto sucede, pues en el caso de Siemens Gamesa, llueve sobre mojado. En noviembre, la cotización se desplomó un 9% cuando el grupo rebajó las guías del margen Ebit hasta la horquilla del 5,5%-7%, desde el 7% inicial, una proyección que ahora ha vuelto a recortar.

Es más, el 30 de julio, las acciones cayeron un 18% después de que Siemens Gamesa dijera que esperaba que su orientación para todo el año para el margen EBIT subyacente de 2019 estuviera en el extremo inferior de su rango previsto. Así que base de incumplir promesa tras promesa, el mercado está perdiendo la confianza. 

"La incertidumbre a largo plazo y en márgenes en recurrencia es alta", argumentan hoy los analistas de Sabadell, cuyos cálculos reflejan una caída del 12% en el precio objetivo de asumir las nuevas guías en el peor escenario. "Sorpresa negativa tanto por los costes extraordinarios en los proyectos señalados, como por la nueva revisión a la baja de sus guías", añaden los analistas de Bankinter

¿Se puede pensar que no habrá más sorpresas? De acuerdo con la propia empresa, "la compañía está implementando acciones para remediar la trayectoria de ejecución de la cartera de proyectos en el Norte de Europa y no prevé que se materialicen impactos adicionales en la ejecución de dicha cartera en futuros trimestres", aunque claro, visto lo visto, los analistas e inversores ya no se fían. 

"El Ebit ajustado reportado nos genera incertidumbre sobre la capacidad de la compañía de alcanzar unos márgenes a medio/largo plazo que se encuentren dentro de las guias del 8%-10% objetivo", recalcan en Sabadell

Por si fuera poco, la cotización se ha visto favorecida por las expectativas de recompra por parte de Siemens de la participación en manos de Iberdrola, con lo que en Bankinter sugieren recoger beneficios, al menos de manera parcial, ya que el fabricante de aerogeneradores cotiza a múltiplos superiores a los de Vestas, su gran competidor.

Entre los aspectos positivos que se pueden extraer de la presentación de hoy, en Sabadell destacan que la caja neta se sitúa en 175 millones de euros, lo que se traduce en una generación de caja de unos 600 millones en los últimos 12 meses. Por eso, a falta de más detalles, los analistas creen que el  capital circulante podría haber mostrado un buen comportamiento en el trimestre, o bien que las inversiones hayan sido inferiores a lo previsto. 

Muy débil aspecto técnico

Desde el punto de vista técnico, la peor noticia es que este 'profit warning' coge al precio "en plena resistencia desde mediados de 2019, potenciando la zona de 16 euros como nivel clave de cara al medio plazo", dice Eduardo Faus, analista de Renta 4 Banco. 

Los soportes se localizan, en primer lugar, entre 14,1 y 14,5 euros, "a un 8-10% de caída desde el cierre de ayer, en zonas de valoraciones medias de consenso, que quizá puedan revisar a la baja sus objetivos en base a los nuevos ajustes", añade este experto. Por abajo del anterior nivel, se aprecia la franja comprendida entre 11 y 11,7 euros. La recomendación de Faus es 'vender' a corto plazo. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.