Semaf cree que límites a contratación de Renfe incumplen libertad de empresa

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) considera que la decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de imponer condiciones a Renfe en la contratación de maquinistas no respeta el derecho a la libertad de empresa.

A través de un comunicado, el Semaf ha mostrado su "disconformidad" y "perplejidad" por la resolución del organismo regulador y ha asegurado que muestra "un claro y preocupante desconocimiento" de las condiciones en las que prestan sus servicios las empresas privadas.

Según el sindicato, las condiciones laborales de los maquinistas en el sector privado "influyen decisivamente en el deseo de los trabajadores de abandonar esas empresas".

El Semaf pide a la CNMC que recomiende a la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP) que hagan un esfuerzo por mantener a sus trabajadores ofreciendo "unas condiciones sociales y laborales dignas".

El problema, según el sindicato, "no viene de los procesos de selección de Renfe" sino de "la manera de gestionar el personal" por parte de algunas empresas privadas.

El Semaf recuerda a la CNMC que "velar por el libre mercado es velar por el cumplimiento de las normas establecidas", en este caso la ley de la oferta y la demanda, y que "deben ser los trabajadores quienes puedan elegir donde trabajar y en qué condiciones".

La CNMC ha impuesto una serie de condiciones a Renfe en la contratación de maquinistas para garantizar que las empresas competidoras cuenten con suficientes conductores para desarrollar su actividad en igualdad de condiciones.

Renfe deberá informar con antelación de sus planes de contratación de maquinistas y tendrá que ofrecer un servicio mayorista de tracción a las empresas competidoras que hayan perdido a más del 20 % de su plantilla de conductores como consecuencia de las convocatorias del operador público.

Según la CNMC, Renfe, que emplea al 97 % de los maquinistas de España, captó un número elevado de profesionales de sus empresas rivales entre 2015 y 2016, lo que mermó su capacidad de competir.

La AEFP, que representa a la mayoría de los competidores de Renfe en el mercado de mercancías, el único liberalizado, denunció a la operadora pública ante la CNMC por las contrataciones que realizó en 2015 y 2016.

Renfe ha impugnado las condiciones impuestas por el organismo regulador y ha avanzado su intención de pedir la suspensión cautelar de la resolución.

Según Renfe, la resolución de la CNMC "es inviable y no favorece en ningún caso" la competencia en el transporte de mercancías por ferrocarril.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.