Mohamed VI de Marruecos inaugura mañana la mayor planta solar del mundo

El rey Mohamed VI de Marruecos inaugurará mañana la primera fase de la planta termosolar en Uarzazate (sur del país), llamada a ser la más grande del mundo, que comenzará a estar operativa con una potencia inicial de 160 megavatios.

La inauguración, a la que han sido invitadas personalidades de todo el mundo, supondrá el evento económico más relevante del año en Marruecos y permitirá situar a este país (que el próximo mes de noviembre organizará la cumbre climática COP 22) en el mapa de las "energías limpias".

La primera planta cilindro parabólica que se inaugura mañana se extiende sobre una superficie de 450 hectáreas y permitirá un almacenamiento de energía de tres horas, así como evitará la emisión de 2,9 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) en los próximos diez años.

Esta primera fase llamada Noor 1 (Luz 1, en árabe) fue adjudicada en una licitación internacional en septiembre de 2012 a un consorcio liderado por la compañía saudí Acwa, con la española Acciona como principal constructor, un contrato de unos mil millones de dólares (900 millones de euros al cambio de hoy).

La construcción de la planta ha supuesto una pequeña revolución en Uarzazate, una pequeña ciudad situada entre el Gran Atlas y el Anti Atlas, al atraer a centenares de técnicos internacionales, sobre todo españoles, que ha animado incluso a compañías aéreas a abrir líneas regulares entre Madrid y Uarzazate mientras dura el proyecto.

Esta primera fase forma parte de un megaproyecto compuesto por una segunda y tercera fase que producirán 200 y 150 megavatios, respectivamente, y que fueron ganadas en enero de 2015 por un consorcio formado por la saudí Acwa Power y la española Sener, con un proyecto valorado en 1.800 millones de euros.

El megaproyecto solar de Uarzazate tiene como objetivo final alcanzar una capacidad de 2.000 megavatios en 2020 con una inversión total de 9.000 millones de dólares (unos 8.100 millones de euros), a través de proyectos que estarán repartidos entre Uarzazate, Midelt (centro) y también en el Sahara Occidental (El Aaiún y Bujador).

Marruecos tiene un ambicioso plan de energías renovables con el que aspira a proveerse en un 52 % del total de su consumo en energías limpias en el horizonte de 2030.

Para alcanzar este objetivo, el país magrebí deberá desarrollar entre 2016 y 2030 una capacidad adicional de 10.100 megavatios generados a partir de energías renovables y repartidos en 4.560 megavatios de energía solar, 4.200 megavatios de energía eólica y 1.330 megavatios hidroeléctricos.

El plan busca así reducir la extrema dependencia energética del país magrebí, actualmente cercana al 94 % del total al ser Marruecos un importador absoluto de productos petroleros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.