Generalitat aprueba por segunda vez plan urbanístico sobre minería en Bages

El departamento de Territorio de la Generalitat ha aprobado hoy inicialmente por segunda vez el plan director urbanístico de la actividad minera en la comarca del Bages para introducir diversos cambios respecto a la primera versión, como una nueva ubicación para segunda planta de sal vacuum de Iberpotash.

En un comunicado, la Generalitat ha precisado que la Comisión Territorial de Urbanismo de la Cataluña central ha dado hoy luz verde a este plan, que se aprobó por primera vez en octubre de 2016.

Aquel plan recibió 15 informes de diversos organismos y 38 escritos de alegaciones, y tras estudiar aquellas alegaciones y los planes de futuro expuestos por Iberpotash, filial de ICL Iberia, la Generalitat ha realizado diversos cambios en el documento.

Si en un primer momento el plan preveía ubicar la segunda planta de sal vacuum (de alta calidad) en el sector La Pobla Sud de Súria, situado al sur de la C-55 y junto al término municipal de Callús, ahora Iberpotash ha justificado la posibilidad de construirla cerca de las actuales instalaciones.

Otro de los cambios en este plan director urbanístico son la introducción del municipio de Cardona, que se suma así a Súria, Sallent y Balsareny, donde se prevén actuaciones urbanísticas, y a Callús, Manresa, el Pont de Vilomara, Sant Fruitós de Bages, Talamanca, Sant Joan de Vilatorrada y Santpedor, que podrían acoger infraestructuras de paso y actuaciones de restauración ambiental.

Este plan urbanístico busca establecer las cautelas necesarias en Sallent y la cuenca del Llobregat para una retirada ordenada de la actividad minera, establecer los medios para la progresiva eliminación de los depósitos salinos y la restauración de los espacios que ocupan así como garantizar el desarrollo sostenible de la actividad minera y un encaje urbanístico y ambiental de la segunda planta de sal vacuum de Iberpotash.

Este plan resulta necesario porque la extracción de potasa de las minas del Bages genera como residuo la sal. En concreto, por cada tonelada de potasa obtenida se generan tres toneladas de sal que se pueden valorizar y comercializar o bien ubicar en un depósito salino.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.