FRAVM pide tasa turística regional con recargo y moratoria hotelera en Centro

La FRAVM ha pedido hoy una tasa turística regional, más cara en el distrito Centro de la capital, una moratoria hotelera en los barrios más afectados por la "turistificación" y mayores controles a las viviendas turísticas para evitar la expulsión de vecinos de la almendra central.

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid ha emitido hoy un comunicado asegurando que "el crecimiento descontrolado de las viviendas turísticas y la turistificación" está provocando conflictos en barrios céntricos de Madrid como Letras, Embajadores, Austrias, Cortes, Chueca, Universidad o Justicia.

En estas zonas los vecinos residentes se ven progresivamente expulsados al ser "incapaces de asumir el actual encarecimiento de los precios", denuncia esta organización, que ha elaborado un documento propositivo al respecto.

La FRAVM aboga, en una iniciativa que ha trasladado a todos los grupos políticos tanto de la Asamblea como del Ayuntamiento, por implantar una tasa turística regional de carácter finalista y de entre 0,5 y 2 euros por persona y noche (1 euro en el caos de las viviendas turísticas) para mayores de 16 años, por un máximo de 7 días y con descuento del 50 % en temporada baja.

En Centro, el distrito más afectado -con 90.000 reservas de viviendas turísticas en la plataforma Airbnb en 2016 según la FRAVM- esta tasa podría tener un recargo.

A nivel autonómico, la FRAVM pide reformar el decreto 79/2014, donde no ve alentadores los cambios propuestos por el Gobierno regional, reforzar la vigilancia e inspección dependientes de la Comunidad de Madrid, firmar un convenio con el Ayuntamiento de la capital para que haya inspección municipal y sanciones.

Piden asimismo que las viviendas turísticas que se alquilan por habitaciones no sean consideradas como tal porque "son en puridad pensiones".

También abogan por una ley autonómica que garantice el derecho a la vivienda como propone en la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que está a la espera de ser debatida y votada en el Parlamento regional.

La FRAVM censura la medida anunciada por el Ejecutivo de Cristina Cifuentes para que las comunidades vecinales puedan vetar estos pisos y recuerdan que para tomar tal decisión se deben modificar los estatutos, lo que requiere unanimidad y por tanto el voto favorable de quien quiera establecer uno de ellos.

Esta federación propone modificar la Ley de Propiedad Horizontal para que los propietarios estén obligados a informar de las medidas que van a tomar para evitar molestias al vecindario y para prever más cuotas en el caso de que los usuarios hagan mayor uso de los servicios comunes.

También defiende que los ayuntamientos deben tener capacidad para ordenar el crecimiento de los pisos turísticos o de los hoteles "cuando el avance de aquellos haga disminuir de manera significativa el parque de viviendas destinadas a residencia habitual o cuando dicho avance genere procesos de turistificación de ámbitos residenciales consolidados".

Para ello, habría que modificar la ley estatal de arrendamientos urbanos, donde proponen regular los índices de precios de referencia del alquiler (IPRA) para identificar casos que rompen el techo del mercado y alquileres trampa.

Además, piden que la Agencia Tributaria, dependiente del Gobierno de España, persiga el fraude de IVA e IRPF, que creen "habitual en el negocio de los pisos turísticos".

A nivel municipal, la FRAVM apuesta por una moratoria en la concesión de nuevas licencias de apertura de plazas hoteleras en Centro y medidas urgentes contra el ocio nocturno.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.