Comunidades autónomas y gobierno diseñan ayudas por la sequía

Las comunidades autónomas, el gobierno de la nación y las organizaciones agrarias están realizando un seguimiento de los daños por la sequía, a la espera de que se pongan en marcha las primeras medidas de beneficios y bonificaciones fiscales para los afectados.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha adelantado que hoy que además de atender los daños por la sequía se tendrán en cuenta los que han provocado las heladas de los últimos días en frutales y viñedos.

En declaraciones a los periodistas en la inauguración de la LVII Feria de Maquinaria Agrícola de Lerma (Burgos), Herrera ha apuntado también que se estudian fórmulas financieras para que los agricultores y ganaderos puedan disponer de la liquidez necesaria.

En este sentido, ha anticipado su intención de realizar un esfuerzo para que Castilla y León vuelva a ser este año la administración más rápida en la gestión de las ayudas directas de la Política Agraria Común, porque esas aportaciones suponen en torno al 30 por ciento de la renta agraria y, por tanto, ayudan también a la necesaria liquidez.

Herrera ha recordado que el sector primario fue el que registró mayor crecimiento en Castilla y León en 2016, con un crecimiento cercano al 6 por ciento, mientras el crecimiento del PIB regional fue del 3,2%.

Ese crecimiento se tradujo el año pasado en el empleo, porque el sector primario contó con 70.000 ocupados, el 17 por ciento de ellos mujeres, lo que es "el mejor dato de lo que llevamos de década", ha explicado Herrera.

El presidente de la Junta de Castilla y León ha recordado que la Feria de Lerma nació en 1961 y se ha consolidado como punto de encuentro para los profesionales y testimonio de su esfuerzo por modernizar las explotaciones.

En este sentido, ha detallado que Castilla y León cuenta en este momento con el 14 por ciento de los tractores de España, el 26 por ciento de las cosechadoras de cereal y el 66 por ciento de las cosechadoras de remolacha.

El ejecutivo que preside, ha referido, se ha marcado como objetivo seguir avanzando por la modernización y tecnificación del campo, que es una constante por la que apuesta la Ley Agraria de Castilla y León y el programa de desarrollo rural 2014-2020, que contempla para ese periodo una partida de 200 millones de euros para modernización de explotaciones con una línea específica para compra de maquinaria.

Herrera ha recordado que en el proyecto de presupuestos para 2017, que se presentó el pasado jueves, recoge que la Consejería de Agricultura gestionará este año 1.362 millones de euros, que suponen más del 13 por ciento del presupuesto autonómico.

Ha detallado que esa cantidad incluye 924 millones de la PAC y el resto corresponde a créditos de la Consejería, que crecen un 7,7 por ciento, entre los que destaca el esfuerzo de apoyo desde la Junta a los seguros agrarios, con una dotación económica que crece un 50 por ciento.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.