Amazon, como un cohete en Wall Street tras ganar más de lo esperado

amazon2--644x362

Las acciones de Amazon se han disparado en Wall Street, con subidas de hasta el 12%, al presentar unos resultados financieros para el conjunto de 2019 mejores de lo esperado por los analistas.

La firma que dirige Jeff Bezos ganó entre enero y diciembre 11.588 millones de dólares, un 15% más con respecto al año anterior, a la par que ingresó 280.522 millones, un 20,45% más que los 232.887 millones facturados en 2018.

Por su parte, los inversores de la multinacional con sede en Seattle (estado de Washington, EE.UU.) se embolsaron en los pasados doce meses 23,46 dólares por título, frente a los 20,68 de hace un año.

Gran parte del entusiasmo de este jueves en Wall Street provenía de las cifras correspondientes al último trimestre de 2019, que incluyó la campaña navideña, la de mayor actividad para el gigante del comercio electrónico.

Durante esos meses de consumo frenético, las cuentas presentadas por Amazon superaron lo previsto por los analistas en casi todos los ámbitos, desde la facturación (87.440 millones de dólares frente a los 86.020 proyectados) hasta las ganancias por acción (6,47 dólares ante los 4,03 previstos).

La compañía afirmó que las pasadas navidades fueron las mejores de su historia, pese a la disputa que mantuvo con una de las mayores empresas de paquetería de EE.UU., FedEx, a la que vetó precisamente durante las fiestas e impidió que quienes venden productos en su plataforma pudiesen usar sus servicios de entrega.

Los terceros que venden sus productos online a través de Amazon pueden elegir qué empresa de paquetería usar para hacer llegar el pedido al consumidor, y entre ellas se encuentran FedEx, UPS, USPS, y los propios servicios de entrega de Amazon.

Eso hace que una parte del negocio de Amazon entre en competencia directa con FedEx, y la compañía de Seattle considera que la empresa de paquetería se está "aprovechando" de la plataforma que ellos han creado para aumentar su volumen de negocio a costa de servicios también ofrecidos por Amazon.

Aunque las ventas por internet siguen siendo el negocio principal de Amazon, su servicio de computación en la nube, Amazon Web Services (AWS), considerado estratégico para el futuro de la compañía, fue el de mayor crecimiento, con un incremento de facturación interanual del 37 %.

La compañía obtuvo unos resultados de explotación (antes de intereses e impuestos) de 14.541 millones de dólares, por encima de los 12.421 conseguidos en 2018.

Por mercados, las ventas de la compañía en Norteamérica crecieron durante los pasados doce meses un 20,8 %, mientras que en el resto del mundo lo hicieron un 13,45 %.

"Las suscripciones Prime siguen ofreciendo más ventajas para los clientes año tras año, y estos están respondiendo: el pasado trimestre tuvimos más nuevos suscriptores que nunca antes y ahora ya tenemos 150 millones de miembros en todo el mundo", indicó durante la presentación de las cuentas el fundador y consejero delegado de la empresa, Jeff Bezos.

El buen momento que vive la compañía a nivel comercial contrasta con las polémicas desatadas en el seno de la firma, que tuvieron su máxima expresión este lunes.

Un total de 357 trabajadores de Amazon desafiaron entonces públicamente a la compañía y criticaron su política climática, pese a que, según ellos, la empresa ha amenazado con despedir a quien se salte sus protocolos de comunicación.

En una entrada en la plataforma Medium titulada "Los empleados de Amazon compartimos nuestras opiniones sobre el negocio de la empresa", impulsada por el grupo de trabajadores de la compañía "Por la Justicia Climática", los firmantes denunciaron la que, a su juicio, es "la hipocresía" de la firma de Bezos.

"Es inadmisible que Amazon siga ayudando a la industria del petróleo y del gas natural a extraer combustibles fósiles mientras trata de silenciar a los empleados que queremos alzar la voz", lamentó Amelia Graham-McCann, analista de negocio sénior y una de las firmantes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.