Empresas del IBEX

Provisiones de 192 millones hunden el beneficio de Bankinter un 64,7%

Gana 109 millones en el primer semestre del año y reduce su rentabilidad sobre recursos propios del 13 al 7,56%

Bankinter provisionó 192 millones por el coronavirus

La presentación de resultados del primer semestre del año de la banca española ha empezado en negativo. La primera entidad en hacerlo ha sido Bankinter que ha reducido su beneficio hasta junio un 64,7%, hasta alcanzar los 109,1 millones de euros. El motivo de la caída, las provisiones extraordinarias de 192,5 millones de euros para hacer frente al Covid-19.

El resultado antes de impuestos de la actividad bancaria, separada de Línea Directa Aseguradora, se saldó con 61,8 millones de euros, un 82,1% menos que en el primer semestre de 2019. Según fuentes de la entidad, esto ha sido consecuencia de las provisiones realizadas para soportar el cambio de escenario macroeconómico y por la ausencia de extraordinarios de 2019.

¿Qué más leer?

Bankinter se libra de momento de marcar nuevos mínimos anuales

Sin tener en cuenta las provisiones ni el extraordinario que la entidad se anotó el año pasado por efecto de la compra de EVO, el resultado de la actividad bancaria ha sido un 11,6% inferior respecto al mismo periodo del año pasado, hasta alcanzar los 254,3 millones de euros.

Mientras que la rentabilidad sobre recursos propios, ROE, ha sido del 7,56%, desde la tasa de casi el 13% que tenía a cierre de año.

Lo positivo. Pero no todo han sido descensos en Bankinter:

  • Ha reforzado la solvencia con respecto a anteriores trimestres, hasta situar la ratio de capital CET1 fully loaded en el 11,8%, 1.400 millones de euros por encima del requerimiento mínimo del BCE.
  • Ha mejorado su posición en términos de calidad de activos situando la ratio de morosidad en el 2,50%, frente al 2,71% de hace un año o al 2,58% del pasado trimestre. Y con un índice de cobertura del 58,64% frente al 51,10% de hace un año.

“Todo un logro de prudencia, de contención y de buena gestión de los riesgos en un entorno tan complicado como al actual”, aseguran fuentes de la entidad.

En cuanto a la liquidez, el gap comercial -diferencia entre inversión crediticia y recursos captados de clientes- se situó en 1.000 millones de euros, con una ratio de depósitos sobre créditos del 99%.

Márgenes. La evolución positiva también se reflejó en los márgenes:

  • El margen de intereses alcanzó los 612,4 millones de euros, un 10,1% más que en la misma fecha de 2019, pese a la persistente situación de bajos tipos de interés.
  • El margen bruto sumó un total de 863,2 millones de euros, lo que supone un 7,6% más, con unos ingresos netos por comisiones de 244 millones, un 5,5% más que en el primer semestre de 2019, derivadas sobre todo de negocios de alto valor añadido como la gestión de activos o el negocio de valores, cuya mayor actividad lleva a que sus ingresos por comisiones crezcan un 35% respecto a la misma cifra del año pasado. 
  • El margen de explotación antes de provisiones concluyó el semestre en 469,7 millones de euros, un 9,8% más que hace un año, tras asumir unos costes operativos que crecen un 5,9% al incluirse los gastos relativos al negocio de EVO que no estaban en 2019.

En cuanto a la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, se situó en el 47,9%, mejorando en 110 puntos básicos frente a la misma ratio de hace un año.

Datos del balance.

Por lo que se refiere al balance, los activos totales del Grupo alcanzan a 30 de junio 92.829 millones de euros, un 12,2% más que en el primer semestre de 2019.

  • El total de la inversión crediticia a clientes llegó hasta los 63.613,2 millones de euros, un 7,4% más. Sin tener en cuenta la aportación de EVO Banco, el crecimiento de la cartera crediticia en España es del 6,9%, frente a un crecimiento del sector del 2,3% con datos a mayo del Banco de España.
  • Respecto a los recursos minoristas de clientes alcanzaron en el semestre los 61.506 millones de euros, un 10% por encima de la misma cifra del año anterior. El crecimiento de esos recursos en España, sin EVO, es de un 11,5%, frente a un 8,5% de crecimiento del sector con datos a mayo.

Según fuentes de la entidad, “Bankinter cierra el primer semestre de 2020 mostrando, por un lado, la fortaleza de un modelo de negocio que alcanza cifras de ingresos récord pese a las dificultades provocadas por el coronavirus; y al mismo tiempo, un máximo nivel de prudencia que trata de anticipar, con elevadas provisiones, el impacto económico de la pandemia”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses

¿Qué más leer?