Empresas del IBEX

Operación Alstom-Bombardier. Sin impacto en Talgo y CAF

La compra de Alstom del negocio de trenes de Bombardier no tendrá consecuencias negativas para CAF y Talgo, más centradas en el negocio de pequeños contratos

Talgo

El fabricante francés de trenes Alstom se hizo con el negocio ferroviario de Bombardier por 7.500 millones de euros para hacer frente a la competencia que viene desde China con la compañía CRR, que está aumentando las venas globales.

¿Qué más leer?

CAF construirá 28 trenes que operarán en Francia por 700 millones

Esta operación podría despertar temores en las españolas CAF y Talgo. Sin embargo, como se ha reflejado en su cotización, la operación tiene un impacto limitado puesto que ya se conocían las negociaciones avanzadas para la operación y que, por otro lado, tendría que recibir todavía la autorización de competencia en Europa.

Los analistas de Banc Sabadell recuerdan como precedente el intento fallido de la Alstom-Siemens, que fue frustrado por las condiciones que impuso la Comisión Europea, aunque en este caso el solape en Europa sería menor que en el caso de Siemens.

Aún así, el éxito de la operación aumentaría la presión competitiva en el sector en la medida que la compañía resultante (ya que el nuevo consorcio tendría unas ventas de 15.000 millones de euros frente a las ventas de 2.048 millones de euros euros de CAF y 324 millones de euros de Talgo en 2018) podría incrementar su eficiencia en costes y resultar más competitiva.

¿Qué más leer?

Talgo: los 7 euros, siguiente objetivo tras los máximos anuales

Por otro lado, también podría darse el caso de que la atención de la nueva compañía se centrara más en los contratos de gran tamaño dejando más espacio a los operadores más pequeños (como es el caso de CAF y Talgo) en los contratos menos relevantes. .

¿Qué más leer?

Arranca la operación Alstom-Bombardier para frenar a China

Las razones de la operación

Con esta operación, Bombardier busca aligerar la deuda. Bombardier ya anunció al mercado unas decepcionantes ventas y unas pérdidas de 1.350 millones en 2019. Además, de tener compromisos de pago a corto plazo por 8.400 millones de euros, que han forzado a la empresa a emprender ventas de activos. 

A lo que se une el anuncio de que se saldrá de Airbus, donde colaboraba en la construcción del avión A220. Esta decisión obedece a la necesidad de preservar el efectivo.

La compra de Alstom por la división ferroviaria de Bombardier rozaría el monopolio al tener el 50% del mercado y una posición de liderazgo en el mercado de transporte urbano de Europa, según al análisis de la consultora alemana SCI Verkehr. Para evitarlo, Alstom y Bombardier han discutido posibles remedios para abordar las preocupaciones antimonopolios. 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.