Empresas del IBEX

BBVA sufre más por EE.UU. que por el Covid-19 y pierde 1.792 millones

BBVA destina 2.084 millones por el deterioro del fondo de comercio en los Estados Unidos y provisiona 1.433 millones por el Covid-19, lo que provoca unas perdidas trimestrales de 1.792 millones de euros

BBVA dedica más capital a la final de EE.UU. que a provisionar por el Covid-19
BBVA dedica más capital a la final de EE.UU. que a provisionar por el Covid-19

BBVA sufre más por EE.UU. que por el Covid-19 y destina una dotación superior para cubrir la pérdida del fondo de comercio de los Estados Unidos.

En concreto, provisiona 2.084 millones de euros por este motivo, frente a los 1.433 mulones de euros dotados para hacer frente a la pandemia mundial.

Estas dos partidas provocan unas pérdidas trimestrales para el banco de 1.792 millones de euros en los tres primeros meses del año. Sin tener en cuenta estas dotaciones el beneficio trimestral de BBVA sería de 292 millones de euros, un 75% menos que en el curso anterior.

El beneficio recurrente, que solo contabiliza el negocio bancario, se elevó un 6,4% respecto al mismo periodo del curso anterior, hasta los 1.258 millones de euros.

Dividendo suspendido

BBVA era la única entidad que no había indicado qué haría con la retribución al accionista. El resto de banca, exceptuando Bankinter, comunicaron antes de la presentación de resultados trimestrales que los dividendos quedaban suspendidos.

Ahora, la entidad presidida por Carlos Torres, en una nota remitida a la CNMV, también anuncia que no repartirá el dividendo correspondiente al curso 2020 “hasta que desaparezcan las incertidumbres generadas por el cornavirus y, en ningún caso, antes del cierre de dicho ejercicio”.

Por tanto, BBVA no distribuirá ‘pay out’ hasta, mínimo, 2021 y se une así a la estrategia del Santander y Bankia. La entidad presidida por Ana Botín decidió suprimir los dividendos de 2019 y 2021, mientras la entidad dirigida por José Ignacio Goirigolzarri suspendió el dividendo extraordinario de 2.500 millones de euros para devolver al Estado parte del rescate de la entidad.

En cambio, Bankinter eliminó el dividendo del primer semestre, pero dejó para octubre la decisión de retribuir o no al accionista a final de año. Por su parte, CaixaBank apostó por reducir el propuesto para 2019, a 0,07 euros, y aprobar uno a cargo de 2020 pero en un porcentaje no superior al 30% del beneficio.

Estados Unidos, enquistado

El deterioro del fondo de comercio en los Estados Unidos es ya un problema de gran calado para BBVA.

A finales del curso pasado ya anunció un ajuste de 1.500 millones de euros en el valor del fondo asignado al negocio en este país, motivado por la negativa evolución de los tipos de interés.

Ahora la dotación para esta filial se eleva a 2.084 millones de euros. Desde la entidad señalan que esta cifra se debe también al impacto del coronavirus unido a un escenario de tipos de interés que continúa bajos, la Fed los rebajó al 0%, y unas peores perspectivas para la economía.

Además, subrayan que estas dotaciones no afectan ni al patrimonio neto tangible, ni al capital, ni a la liquidez del grupo.

La rentabilidad se complica puesto que los mayores importes de los saneamientos están dirigidos a España, México y los Estados Unidos, negocios clave. Para España dota 517 millones de euros, para México destina 320 millones y para los Estados Unidos aparta 280 millones.

Bajada en los objetivos de solvencia

Por el impacto del coronavirus en el negocio y el deterioro del fondo de comercio en los Estados Unidos la entidad decide rebajar su objetivo de solvencia. La entidad insistía siempre en la calidad que el banco mostraba en esta parcela y en su objetivo de el conocido como CET1 “fully loaded” entre el 11,5% y el 12%.

Ahora, exponen, “hemos adaptado nuestro objetivo de capital para mantener una posición más confortable y eficiente de capital”. BBVA considera que en tiempos del coronavirus con el mundo en una nueva crisis económica este criterio de solvencia tiene “un menor requerimiento”.

El CET 1 cayó en el BBVA en 90 puntos básicos hasta el 10,84%. Con el cambio de criterio, ya logra el objetivo de solvencia puesto que lo fija en ese 10,8%.

El banco calibró un nuevo margen entre los 225 y 275 puntos básicos gracias a que el Banco Central Europeo (BCE) suavizó los requerimientos por el coronavirus.

Así el nuevo colchón del BBVA le permite ya cumplir con sus nuevos objetivos puesto que el rango queda situado ahora entre el 10,84% y el 11,09%.

BBVA incrementó en 154 puntos básicos el coste de riesgo hasta el 2,57%, sube ligeramente la ratio de cobertura hasta el 86% y reduce su ratio de mora en 32 puntos básicos hasta el 3,61%.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.