Empresas globales

Podcast. Los tres errores que explican la cancelación del Mobile World Congress

‘La plaza’ de esta semana dedica su tiempo a analizar la cancelación del congreso de móviles de Barcelona, el Mobile World Congress de Barcelona

El consejero delegado de GSMA, John Hoffman, la empresa organizadora del Congreso Mundial de Móviles (MWC).
El consejero delegado de GSMA, John Hoffman, la empresa organizadora del Congreso Mundial de Móviles (MWC).

Tres errores explican la cancelación del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. Tres errores y la inacción política. Esta es la conclusión de los analistas que Juan García, editor de finanzas.com, ha reunido para grabar el episodio de esta semana de La plaza, el podcast de referencia informativa producido por Grupo ED.

Primera equivocación: error de cálculo. Los organizadores no supieron anticiparse al caos que ha originado el coronavirus; restaron importancia a las primeras señales de resistencia que se les trasladó desde los participantes. Ni siquiera los responsables del MWC reaccionaron con certeza cuando se confirmaron las primeras cancelaciones. 

Segunda equivocación: error de dimensionamiento. El primer desliz los llevó a plantear medidas inocuas dada la dimensión del problema. Se esperaban 35.000 congresistas procedentes de países expuestos directamente al coronavirus. GSMA no planteó garantías dimensionadas a esa escala. A partir de ahí, se precipitaron los hechos hasta que la avalancha de errores fue incontrolable.

Tercera equivocación: error de comunicación. La organización del MWC aplicó una directriz comunicativa cuyos efectos nocivos hace años que están documentados. Negar el problema o intentar aplazarlo no lo soluciona. Además, traslada a la opinión pública y a otros grupos de interés, en el mejor de los casos, un halo de opacidad poco asimilable.

Inacción política

Los tres errores anteriores están sazonados por la inacción política. Particularmente de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Pero no es la única: ni Generalitat ni Gobierno central supieron gestionar la crisis que se les echaba encima en forma de Mobile World Congress. La mayor evidencia de esta falta de reflejos se encuentra en Ámsterdam. Allí, los gestores públicos supieron ofrecer las garantías necesarias para que su “pequeño mobile” se celebre. 

Juan García analiza la cancelación del Mobile World Congress de Barcelona de manera monotemática en La plaza de esta semana. Lo hace junto a los periodistas económicos de Grupo ED Cristina Triana, Alejandro Ramírez e Ismael García Villarejo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.