Empresas globales

Las icónicas botas Dr. Martens preparan el salto a la bolsa

La marca de culto británica pretende levantar unos 1.300 millones de libras (unos 1.800 millones de euros) en la OPV

Dr. Martens planea dar el salto a la bolsa de Londres.

Las icónicas botas de estilo militar Dr. Martens planean dar el salto a la bolsa de Londres en una operación en la que los dueños de la compañía y sus accionistas de referencia pretenden obtener unos 1.300 millones de libras (unos 1.800 millones de euros, al cambio), según una información a la que pudo acceder Bloomberg.C

on esta operación, la marca de culto británica se unirá a la ‘premier ligue’ de las compañías de moda que cotizan en bolsa, en un bautizo que supondría valorar la empresa entre 3.300 y 3.700 millones de libras.

El fondo de capital privado Permira, que adquirió el 90% de Dr. Martens hace siete años por 300 millones (el 10% restante quedó en manos de la familia Griggs, fundadora del fabricante de botas), es la que ha impulsado la salida a bolsa de esta compañía, que ha multiplicado sus números en los últimos años.

En concreto, las ventas de Dr. Martens han pasado desde los 160 millones de libras de 2013, antes de la entrada de Permira, hasta los 672 de marzo de 2020.

¿Qué más leer?

Las tecnológicas prometen otro año caliente de OPV

Actualmente, Dr. Martens vende 11 millones de botas y zapatos al año en más de 60 países y, aunque la mayor parte de las ventas se producen en tiendas minoristas, el 34% de las mismas ya se realiza a través de sus 130 tiendas propias o el canal online.

Se da la circunstancia, además, de que el característico estilo de las botas militares de Dr. Martens (caracterizado por su media caña, sus cordones, su gruesa suela y la costura amarilla) ha estado muy de moda en los últimos dos años, lo que ha favorecido una gran resistencia de las ventas durante la crisis del coronavirus.

Multiplica las ventas

Así, estas aumentaron un 18% hasta los 318 millones de libras en el último semestre del que hay datos, con los beneficios incrementándose un 30% hasta los 86,3 millones.

Por eso, no es de extrañar que la inversión de Permira haya multiplicado su valor. Específicamente, la operación supone multiplicar por 10 la inversión realizada por el fondo en 2014.

Aunque Permira no se va a deshacer del 100% de su participación sino de solo el 35% de la empresa, por el que ha recibido una gran demanda.

Al parecer, algunos de los inversores que han mostrado interés por las acciones de la compañía son Blackrock (que quiere adquirir 250 millones de libras en acciones), Janus Henderson (con 100 millones) y Merian Global Investors (con 75), según información de Bloomberg.

En cuanto a plazos, está previsto que Dr. Martens comience a cotizar en la bolsa de Londres el 2 de febrero, aunque es posible que se acelere el proceso si las gestiones lo permiten y la cuyuntura del mercado así lo favorece.

La historia de Dr. Martens

Las famosas botas Dr. Martens surgieron como una colaboración entre una pequeña fábrica de zapatos de Northamptonshire y dos médicos de Munich, uno de los cuales, el Dr. Klaus Märtens, había desarrollado una suela gruesa con amortiguación de aire en 1947.

Las botas crecieron en popularidad después de ser adoptadas por los skin heads en 1960 pero lo cierto es que muchas tribus urbanas después (como los punks o los góticos, en la década de 1970) las convirtieron en parte de su indumentaria habitual antes de que saltaran a la moda de masas (donde constituyen un clásico que nunca pasa de moda, como las también míticas zapatillas All Star de la marca Coverse).

A punto de quebrar en 2003

Si bien, la compañía estuvo a punto de quebrar en 2003 antes de iniciar el proceso de deslocalización de su producción fuera de Reino Unido.

Ahora, saldrá a bolsa a un precio entre los 330 y los 370 centavos la acción, según datos recabados por Bloomberg.

¿Qué más leer?

Las tecnológicas prometen otro año caliente de OPV

Pero la OPV de Dr Martens no es la única que se está preparando en Europa, donde la buena marcha de los mercados podría calentar los bautizos bursátiles, esta primavera.

Aunque la OPV no era la primera opción de Permira, que intentó vender su participación en la compañía de calzado británica a otras firmas competidoras en el ámbito del capital privado como Carlyle.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses