Empresas globales

El sector turístico lucha por salvar el verano

La demanda se desploma un 40% este año y no se espera que regrese a los niveles anteriores a la crisis hasta 2023

En playas como la de Sanxenxo se crearán cuadrículas para garantizar la distancia entre bañistas.
En playas como la de Sanxenxo se crearán cuadrículas para garantizar la distancia entre bañistas.

En la isla griega de Mykonos, el alcalde Kostas Koukas está tratando desesperadamente de revivir el turismo que es la sangre vital de la economía local.

Koukas, y sus homólogos en pueblos y ciudades de toda Europa, buscan rescatar algo de la temporada de verano después de que la pandemia de coronavirus detuviera los viajes. 

Con la enfermedad en gran medida bajo control en Grecia, Mykonos está en una posición sólida para beneficiarse ya que las restricciones se aflojan más rápidamente que en países más afectados.

"Los residentes quieren que la isla se abra no solo para contener las pérdidas económicas sino también porque el turismo es nuestra vida", dijo Koukas. "Sin duda, esta temporada no será normal, pero queremos abrir porque será muy importante para las siguientes".

Después de una batalla de dos meses para contener el virus, los gobiernos europeos comenzaron a aliviar lentamente los confinamientos, brindando esperanza a los hoteleros, restauradores y propietarios de bares. Es un acto de equilibrio delicado para los gobernantes interesados ​​en recuperar la actividad económica pero temerosos de un rebrote de la enfermedad.

Golpe sin precedentes

El brote dio un golpe sin precedentes al turismo en Europa, afectando las ventas y poniendo en riesgo millones de empleos en un sector que representa alrededor del 10% de la producción. 

La demanda se desploma alrededor de un 40% este año y no se espera que regrese a los niveles anteriores a la crisis hasta 2023, según la Comisión Europea de Viajes que representa a 33 organizaciones nacionales de turismo.

Las empresas, desde el propietario de British Airways, IAG SA, hasta la alemana TUI AG, el mayor operador de paquetes vacacionales del mundo, están eliminando decenas de miles de empleos y algunas empresas familiares más pequeñas nunca se recuperarán.

"Es solo cuestión de tiempo hasta que se acabe el dinero y veremos quiebras en toda Europa", dijo el director ejecutivo de ETC, Eduardo Santander.

Las empresas del sector turístico están eliminando decenas de miles de empleos 

Los países con tasas de infección más bajas, como Grecia, Alemania y Austria, están listos para abrirse más rápidamente, logrando acuerdos bilaterales sobre viajes. 

En otros, como Italia, España y Francia, donde han muerto más de 85.000 personas, no está claro cuándo el turismo volverá a ser viable y cómo hará frente a las estrictas reglas de distanciamiento social e higiene.

Para estimular un renacimiento en el sector, la Comisión Europea publicó esta semana una serie de directrices. desde la eliminación de las restricciones fronterizas hasta el uso de aplicaciones de rastreo de teléfonos móviles. 

Pero muchas personas no se sentirán lo suficientemente seguras como para viajar hasta que haya una vacuna o tratamiento, que puede tardar varios meses todavia.

El impacto inmediato se verá suavizado por la ayuda financiera de los gobiernos europeos, incluido el apoyo salarial, las garantías de préstamos y las reducciones en el impuesto a las ventas. Pero el ETC dice que el nivel de interrupción es "mucho más severo" que durante la crisis financiera de hace una década y traerá "cambios fundamentales" a la industria.

Muchas personas no se sentirán lo suficientemente seguras para viajar hasta que no haya una vacuna o tratamiento

En la costa báltica de Alemania, Rainer Malchus no puede esperar para abrir las puertas de su hotel de lujo de 5 estrellas en la isla de Ruegen y comenzar a recuperar cientos de miles de euros en ventas perdidas.

El personal está ocupado preparando su Romantik Roewers Privathotel en la ciudad turística de Sellin para la apertura del lunes, limpiando pasamanos, sellando mini bares y vaciando las 52 habitaciones de artículos que son difíciles de desinfectar.

"Es genial que podamos recibir a los huéspedes nuevamente porque toda esta región depende del turismo", dijo Malchus. "Todos, desde los guías turísticos y la tienda de recuerdos hasta la heladería de la esquina, han esperado este momento".

Su expectativa es que los alemanes que generalmente vuelan a España, Italia o Grecia durante el verano acudirán en masa a los centros turísticos del norte y del Mar Báltico este año.

Normas de higiene

Adrian Bridge, que dirige el Hotel Yeatman con  vista a la ciudad de Oporto, dijo que su mayor desafío será convencer a los huéspedes de que las normas de higiene son lo suficientemente estrictas como para protegerlos de una posible infección.

"La gente querrá ver su mesa en frente de ellos y poder desenvolver su cuchillo y tenedor para que vean que son los primeros en tocarlos", dijo Bridge. "Históricamente, tratamos de ser invisibles en el proceso de limpieza y ahora seremos visibles para que los invitados estén tranquilos".

De vuelta en Grecia, donde el gobierno ha recibido elogios por una estrategia de contención de virus relativamente exitosa, el primer ministro Kyriakos Mitsotakis dijo el jueves que el sector turístico debería volver a estar completamente operativo antes del 1 de julio.

Las 515 playas organizadas del país volverán a abrir el sábado, pero las condiciones estrictas ilustran cómo las vacaciones tendrán que cambiar en la era del coronavirus.

El número de bañistas se limitará a 40 por cada 1.000 metros cuadrados, con una distancia obligatoria entre las sombrillas establecidas en 4 metros y las tumbonas ubicadas a 1,5 metros de distancia. 

El personal debe desinfectar las sillas después de cada uso y solo se puede servir comida para llevar, sin alcohol.

Oportunidad

Santander, de ETC, dijo que a largo plazo la crisis del virus es una oportunidad para un "nuevo comienzo".

"Hemos estado hablando durante mucho tiempo sobre el crecimiento sostenible, el cambio climático, el turismo excesivo, etc., pero esta es una oportunidad para presionar el botón de reinicio, desafiar los modelos preestablecidos y finalmente tomar todos estos asuntos en serio", dijo Santander. 

"Debemos aprovechar esta oportunidad para acelerar la transformación al turismo del mañana", añadió

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses