Empresas del continuo

Los Amodio tienen faena. OHL pierde cuatro veces más de lo esperado y sigue quemando caja

OHL reduce las pérdidas un 91% pero quema casi el 25% de la caja con la que comenzó el ejercicio. Mejora la facturación pero sigue habiendo poca visibilidad

Juan Miguel Villar Mir

Los hermanos Amodio tienen faena por delante, si es que finalmente deciden convertirse en accionistas mayoritarios de OHL. Y es que la constructora del grupo Villar Mir ha perdido 127,8 millones de euros en 2019, el 91% menos que en 2018 pero cuatro veces más que los 30,2 millones que esperaba el consenso de analistas de Bloomberg. Y lo que es peor, ha quemado casi el 25% de la caja con la que empezó el año.

El futuro de OHL se está decidiendo en los despachos de la constructora mexicana Caabsa y en los de la CNMV. El grupo de los hermanos Amodio se hará con un porcentaje de entre el 31% y el 35%, siempre que sean eximidos de lanzar una opa. Pero lo que está claro es que los empresarios mexicanos tienen mucho trabajo por delante para enderezar las cifras del buque insignia de los Villar Mir.

Si hay un factor que siempre ha preocupado al mercado en la historia de OHL es la evolución de la caja, casi siempre portadora de malas noticias. Quemar efectivo es la peor idea si una compañía quiere transmitir confianza y visibilidad.

En el caso de OHL, comenzó el año con una liquidez de 1.033 millones de euros y lo ha terminado con 781,6 millones, el 24,4% menos. Además, de los 230,1 millones que caja que la compañía dice que se han consumido en 2019, 146 millones (el 63%) corresponden a proyectos deficitarios.

En definitiva, OHL ha consumido mucha más caja de la que esperaba el mercado, lo que no despeja la gran duda que pese sobre la compañía, sobre todo cuando los analistas esperan que este consumo se mantenga en 2020 y 2021.

Con todo, hay brotes verdes importantes en las cifras de OHL, como el incremento del 1,8% en la cifra de negocio, lo que demuestra el interés de los directivos por recuperar la parte de construcción.

El 72% de este incremento en la facturación se ha producido en el exterior; en concreto, un 41% en Europa y un 31% en Estados Unidos, lo que muestra que la internacionalización ha alcanzado un grado que ofrece mayor inmunidad ante una ralentización doméstica de la construcción.

Además, el ebitda ha sido positivo y ha alcanzado los 64,8 millones de euros, una mejora que el grupo insiste en atribuir a medidas de control de caja, rentabilidad de proyectos y reducción de gastos de estructura.

Por el contrario, la cifras se han visto resentidas por el deterioro en 47,6 millones de la participación de OHl en el edificio londinense Old War Office, comprado a Hinduja Group en 2014 para su rehabilitación y posterior gestión hotelera. El grupo advierte de que el valor del proyecto se podría ver afectado por el Brexit.

Entre las previsiones a futuro, tampoco ha habido mucha visibilidad y el grupo ha ofrecido rangos y proyecciones sin dar el año. Así, pretende superar los 3.500 millones de euros en ventas y lograr un margen ebitda superior al 4%. 

El mercado ha recibido los resultados de OHL con caídas del 3,4%.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.