Empresas del continuo

CAF busca una recuperación en V por visibilidad y pedidos

CAF se agarra a la visibilidad del negocio y a la cartera de pedidos a largo plazo para remontar en bolsa como valor de carácter defensivo

CAF confía en una recuperación gracias a la solidez en la cartera de pedidos, licitaciones a largo plazo y visibilidad de negocio
CAF confía en una recuperación gracias a la solidez en la cartera de pedidos, licitaciones a largo plazo y visibilidad de negocio

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) registra momentos duros en el Mercado Continuo al caer cerca de un 30% en el año. La compañía confía en su estructura de negocio para retomar la marcha, una estrategia que es el gusto del consenso del mercado.

¿Qué más leer?

Deoleo consolida la reestructuración hasta apoyarse en ratings y resultados

La cartera de pedidos a largo plazo supondría para CAF el poder optar a una recuperación en forma de V. Sus pedidos tienen una media de tres a cuatro años con servicios de mantenimiento de unos diez años.

La ejecución de proyectos se acerca a los 9.500 millones de euros y de ellos, según las estimaciones de la compañía, 2.640 millones se cerrarían en este curso por lo que los próximos resultados ya tendrían que mostrar esta tendencia.

El analista de Renta 4 Banco, César Sánchez-Grande, no duda al asegurar que el castigo que está recibiendo el valor es “injustificado” y espera una pronta recuperación de resultados desde el tercer trimestre con crecimiento inorgánico. Para Sánchez-Grande, CAF cotiza “con un fuerte descuento comparado con sus principales competidores y con sus múltiplos históricos”.

Vuelta a la actividad

El frenazo de la actividad económica supuso para CAF la paralización de sus pedidos, un hecho que quedó reflejado en los resultados semestrales donde arrojó unas pérdidas de 35 millones de euros y una caída de las ventas del 12%.

Renta 4 Banco considera que el segundo semestre del año puede ser mejor que el de 2019, aunque las guías sean similares con un ebitda de 128 millones de euros. Desde esta firma aseguran que la clave pasará “por la recuperación de las actividades de mantenimiento que nos lleva a situarnos ligeramente por encima de esa previsión”.

La propia compañía apuntó a que mantenían las previsiones realizadas a inicios de la pandemia, aunque matizó que se cumplirían si no se volvían a restricciones similares a las del primer semestre.

Elevada visibilidad y a la espera de pedidos

Pese a las limitaciones durante la explosión del coronavirus, la movilidad se posiciona como un hecho relevante a causa del Covid-19. La inversión en transporte aumentará, la sostenibilidad del mismo se hará necesaria y la energía limpia tomará el control sobre los transportes.

Esto le ofrece a CAF una alta visibilidad sin olvidar que opta a contratos con Renfe que, en caso de adjudicárselos en su totalidad, superarían los 4.000 millones de euros. Aunque se estima que Renfe reparta las concesiones con otros actores como Talgo.

También podría alcanzar pedidos superiores a los 3.000 millones de euros en diferentes licitaciones en Europa, América, Oriente Medio y África y es que el 87% de las ventas de la compañía a cierre del primer semestre fueron en el extranjero.

Aprovecharía las desinversiones de Alstom

Europa ha obligado a uno de sus principales competidores, Alstom, a realizar deseinversiones para que pueda comprar una parte de otro competidor, Bombardier. Se trata de ventas en alta velocidad, de activos en Francia y Alemania y de sistemas de señalización.

Sánchez-Grande apunta a que podría estar interesado en algunos de estos aspectos teniendo presente que su principal objetivo serían “los activos de trenes regionales en Francia al ser uno de los principales mercado de material rodante en Europa por tamaño de inversiones anuales”.

Trabas en el camino

El analista de IG España Sergio Ávila señala que el valor cotiza a un PER de 443,39 veces, “elevadísimo teniendo en cuenta que el sector lo hace 17,96”, comenta y añade que se espera un crecimiento “interesante”  a partir de 2021 “si la economía empieza a mejorar”.

Ávila muestra su cautela con el valor por su margen neto, del 0,11% cuando la industria está en el 6,20%; con la rentabilidad de fondos propios, del 0,14%; con la rentabilidad sobre activos, del 0,06%; con la rentabilidad sobre inversión; del 0,28%, y con la deuda que califica de “muy elevada” al corresponder a un 214% de sus fondos propios según los datos de IG.

Presión en el análisis técnico

Para el director de Admiral Market España, Juan Enrique Cadiñanos, el valor muestra “una clara debilidad técnica en el corto y medio plazo” considerando que es difícil en ese tramo de tiempo que recupere los 42,85 euros en los que cotizaba antes de las caídas provocadas por el Covid-19.

“Los precios intentaron nuevamente una superación de máximos anteriores en 32,65 euros, pero no conseguía recuperar esta zona y se veía una importante acumulación de papel en esos niveles, llevando los precios a alcanzar mínimos nuevamente”, explica.

Con todo, para Cadiñanos, si los precios no consiguen superar en el medio plazo, al cierre, los citados 32,65 euros, “no podremos hablar de cambio de tendencia y, por tanto, el escenario seguirá bajista”.

Comparte su análisis Ávila, aunque apunta un importante soporte en los 27,05 euros “y muchas resistencias en el camino”. Estas pasarían por los 29,95 euros, los 30,95 euros y en los 31,72 euros.

El estratega de IG estima que tendría que superar estos niveles “antes de plantear como escenario más probable un movimiento alcista”. Así, “es un valor que si se tiene en cartera se puede mantener siempre y cuando no pierda los 27,05 euros”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses