Economía y política

Noruega y Suecia marcan el camino al BCE

Norges Bank revisa a la baja el objetivo de inflación en Noruega y Suecia establece un suelo a los tipos de interés

Christine Lagarde, presidenta del BCE. ARCHIVO

¿Qué más leer?

Lagarde no es buena con el miedo. Nadie se cree que el BCE se quede sin "instrumentos"

El miedo a que haya una recesión a corto plazo se ha ido despejando a medida que se han ido conociendo los PMIs. No obstante, el debate sobre si a los bancos centrales les queda munición suficiente para encarar una eventual recesión sigue en el aire.

Es un hecho, que cuando se sale de una crisis, se sale con más deuda y con tipos de interés más bajos y, también es un hecho, de que psicológicamente cuesta más subirlos, aunque los datos macro acompañen.

Eso es lo que le ha pasado a la Reserva Federal, que se ha visto obligada a bajar de nuevo los tipos de interés, para apoyar la economía estadounidense, aunque todavía los datos macro no lo justificaran de todo.

En el caso del Banco Central Europeo (BCE), el nombramiento de Christine Lagarde ha permitido a los halcones batir alas en pos de un alza de tipos, muy activos en ese sentido para evitar un sobrecalentamiento de la economía.

Será la nueva revisión estratégica de la institución, que debe de estar concluida a finales de año, quién marcará el ritmo.

Lagarde y, sobre todo, la institución necesitan justificar este alza. Por un lado, la economía europea mantiene un crecimiento en torno al 1%, aunque de manera desigual entre los diferentes estados y, por otro lado, la inflación sigue lejos del objetivo del 2%.

Cobra con fuerza la idea de que el banco central noruego, Norges Bank, podría ser un espejo donde mirarse el BCE.

El organismo, muy afectado por el brexit, quiere apreciar sus divisa y para ello  ha decidido elevar el tipo de interés de referencia en 25 puntos básicos, hasta situarlos en el 1,5%, mientras que el tipo de depósito se ha mantenido en el 0,5% y el tipo de interés de facilidad de préstamo seguirá en el 2,5%.

BCE: subida de tipos en el 2021

Sin embargo, Salvador Diaz, asociado de la gestora de la gestora Altair Finance, señala que podría elevarse a lo largo de este año al 1,75% y, por esa misma razón, han incluido una apuesta por las coronas noruegas en su fondo de renta fija.

Para justificar este movimiento el banco central noruego también ha rebajado el objetivo de inflación del 2,5% al 2%, y en sus actas han dejado la puerta abierta a más recortes del objetivo.

Díaz asegura que la tendencia que podría seguir Lagarde sería en ese sentido. O, incluso, seguir los pasos del banco central sueco que ha puesto el foco en establecer un suelo en el 0%, que se podría aplicar el BCE a partir de 2021.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses