Economía y política

Trump se proclama ganador y anuncia que irá a los tribunales

Donald Trump se proclama ganador de las elecciones y asegura que acudirá a la Corte Suprema tras denunciar que las votaciones han estado plagadas de fraude

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, mientras visita la sede de su campaña en Arlington, Virginia.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que solicitará a la Corte Suprema que detenga el recuento de votos porque las elecciones han estado plagadas de fraude.

"Iremos a la Corte Suprema de Estados Unidos", dijo Trump en la Casa Blanca. "En lo que a mí respecta, ya hemos ganado", aseguró el presidente. Antes, Trump había afirmado sin aportar pruebas que había Georgia y Carolina del Norte.

"Es un fraude a los estadounidenses", aseguró Trump tras quejarse del recuento de votos en varios estados como Pensilvania y Michigan. 

Minutos después de que Trump hiciese este anuncio, la agencia Associated Press declaró que Biden había ganado Arizona, un estado con el que Trump se hizo en 2016. Es el primer estado en cambiar de mano en estas elecciones y complica enormemente el camino del presidente hacia la reelección.

Un tuit engañoso

El propio Biden aseguró antes que su candidatura está "en camino de ganar las elecciones" y apuntó que la votación no se acabará hasta que no se cuenten todas las papeletas. 

Trump respondió con un tuit diciendo que era él quien estaba por delante y que los demócratas estaban tratando de robarle las elecciones. La red social colocó un aviso en el tuit diciendo que era engañoso.

Con toda estas incógnitas sin despejar, las bolsas europeas abrieron con caídas que rondan el 2% para el Dax alemán, el mismo porcentaje que se deja el IBEX 35. Esto era justamente lo que se temían los inversores, un resultado tan incierto. De hecho, las bajadas obedecen a que el mercado esperaba una cómoda victoria de Biden.

¿Cuánto habrá que esperar?

El resultado de las elecciones sigue en el aire y el futuro de Donald Trump y Joe Biden dependerá de los estados que aún faltan por escrutar, y en los que aún continúa el recuento de votos, pese a las quejas de Trump. La incertidumbre podría durar hasta al menos el mediodía de este miércoles, según informa Bloomberg

Sin una “ola azul” para los demócratas, Trump y Biden se preparan para un proceso más prolongado a medida que se siguen contando las papeletas. 

Una de las claves será lo que suceda en Pensilvania, un estado donde ambos candidatos desplegaron una intensa campaña. En Filadelfia, el condado más poblado del estado, donde el 76% de los votantes registrados son demócratas, solo 75.755 de las entre 350.000 y 400.000 votaciones por correo se habían escrutado a las 9 de la noche. Biden ganó el 94% de estos votos.

Trump necesita al menos cuatro de los siguientes estados para hacerse con los 270 votos electorales: Georgia, Carolina del Norte, Michigan, Pensilvania y Wisconsin. Los ganó todos en 2016. Si Biden gana dos de entre Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Georgia, ganará las elecciones.

Dura batalla en una noche intensa

La noche electoral fue intensa y planteó contra todo pronóstico una dura batalla por la presidencia de los Estados Unidos. Todo se decidirá en los estados clave, en un desenlace que apunta a ser cualquier cosa menos rápido.

Se trata de los estados indecisos, como Carolina del Norte, Georgia, Pensilvania, Wisconsin y Michigan. Según la cadena Fox, la dificultad de saber los resultados en estos estados hará prácticamente imposible que el desenlace electora se conozca esta mañana.

Biden se mostró muy confiado son sus opciones en Pensilvania, uno de los estados considerados como decisivos. Pero el recuento se prevé lento, dada la gran cantidad de voto por correo recibido.

Alta volatilidad en Wall Street

Los contratos de futuros sobre el Nasdaq se dispararon a mitad de la noche electoral más de un 3% y los S&P500 alrededor del 1,2% tras conocerse que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, cobró ventaja en los estados más importantes para decidir las elecciones presidenciales.

¿Qué más leer?

Los valores de los Estados Unidos que mejor llegan a las elecciones

Las encuestas vaticinaban un cómodo triunfo del candidato demócrata, Joe Biden, pero la batalla por la Casa Blanca al final fue mucho más apretada. Ambos contendientes obtuvieron rápidos triunfos en sus bastiones tradicionales y ahora todo se decidirá en los estados bisagra. 

Un mapa político parecido al de 2016

El mapa político que dejó la noche electoral estadounidense recuerda bastante al de 2016, con Trump acelerando en el sur del país, conocido también como el ‘Sun Belt’, donde sus resultados están siendo más sólidos de lo que vaticinaban las encuestas.

Los resultados de Trump en Carolina del Norte, Georgia y, especialmente en Florida, alejaron la posibilidad de que la marea azul de Biden conquiste con facilidad la Casa Blanca. Por el contrario, son los estados del Norte los que podrían terminar por darle el triunfo a Biden

La capacidad del presidente para ganarse el apoyo entre los votantes latinos y afroamericanos, al tiempo que alentaba a más a su base rural de votantes blancos, colocó a los demócratas ante un escenario muy incerito que no esperaban.

Las opciones de Biden

Todavía hay formas de que Biden gane, principalmente recuperando los estados de Michigan, Wisconsin y Pensilvania que han sido la pieza central de su campaña. Pero una de las claves será lo que suceda en Pensilvania, un estado que los observadores apuntan como decisivo y que aún no ha contabilizado el voto por correo. 

Con todo, la victoria de Biden en Arizona supone para el demócrata un respiro e incluso el comienzo de un impulso que decante a su favor las elecciones.

La estrategia de Trump de hacer una campaña agresiva y acercarse a las comunidades minoritarias ha dado resultados, especialmente en Florida, donde el presidente habría atraído el voto de los votantes cubanos y venezolanos.

Así las cosas, Biden tendrá que hacerlo particularmente bien entre los grupos demográficos clave en los estados del norte, frente a lo que ha obtenido en el sur, donde parecía perder terreno entre los votantes afroamericanos y de los suburbios.

 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.