Economía y política

La banca no tendrá fácil el regreso a los dividendos

El BCE baraja distintas opciones antes de tomar una decisión final sobre los dividendos bancarios

Las opciones que baraja el BCE ante la difícil vuelta a los dividendos de la banca
Las opciones que baraja el BCE ante la difícil vuelta a los dividendos de la banca

La prohibición a la banca de pagar dividendos durante 2020 provocó quejas en el sector, ya que suponía un golpe más a las cotizaciones ya de por sí deprimidas.

Ahora, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Inglaterra (BoE) decidirán en las próximas semanas si las instituciones son lo suficientemente fuertes para resistir más golpes de Covid o, por el contrario, mantener una línea conservadora sobre dividendos.

De levantarse la prohibición, la vuelta a la retribución al accionista por la banca no será tan fácil

"El problema es cómo hacer que el sistema bancario sea de nuevo invertible", explica Lorenzo Bini Smaghi, presidente de Societe Generale y ex miembro de la junta ejecutiva del Banco Central Europeo. 

¿Qué más leer?

Las cotizadas españolas vuelven al dividendo

“Si hay una crisis real y necesitas capital privado, entonces no habrá capital suficiente en el sistema para apoyar la economía”, advierte. ¿De donde vendrá el capital entonces? Se pregunta y advierte que tendría que venir de los ciudadanos.

El BCE ha dicho que su prohibición de facto mantuvo alrededor de 3.000 millones de euros en el sistema bancario que de otra manera habrían ido a parar a los inversores. 

Estas son las opciones del BCE y del BoE en diciembre

Estas son las opciones que manejan los bancos centrales:

  • La primera, que se mantenga la congelación sobre los dividendos. Pero esta medida provocaría una decepción en los inversores. "Extender la prohibición no es sostenible, es un bloqueo aplicado a las finanzas ", aclara  Romain Boscher, director global de inversiones de renta variable en Fidelity International. 

"Pedir a los accionistas que asuman el riesgo sin dividendo es una nacionalización implícita ”. El problema es que la la economía todavía es demasiado frágil. 

Otro problema es que dejar que sólo los bancos fuertes paguen dividendos podría estigmatizar a los débiles. 

  • Levantar la prohibición por completo. Los reguladores podrían permitir que los bancos paguen dividendos si exceden su capital. Eso podría significar grandes pagos porque muchas entidades tienen un buen colchón desde la crisis financiera de 2008. Pero todavía hay muchas dudas sobre la evolución de la economía a pesar de las esperanzadoras noticias sobre las vacunas y esta situación será  difícil de evaluar realmente y el impacto que tendrá en los balances de los bancos.
  • Limitar los pagos. El BCE incluso debate limitar los dividendos a un porcentaje del beneficio neto anual. Esto mantendría el capital en el sistema al tiempo que permite algunos pagos. También podría disminuir presiones competitivas sobre los bancos. Aún así, no está claro si es factible desde un punto de vista legal. “Poner un tope a los dividendos también sería muy injusto para esos bancos con niveles de capital sólidos como una roca ”, dijo Boscher de Fidelity.
  • Esperar a las pruebas de estrés.  Los reguladores podrían comprometerse a permitir que los bancos paguen dividendos el próximo año, dependiendo de cómo les vaya en las pruebas de estrés. El próximo examen de este tipo de la Unión Europea comenzará en enero con resultados a finales de julio. El proceso conllevaría más transparencia, pero también obligaría a los inversores a esperar. 

División BoE-BCE

Los dos bancos centrales, europeo y británico, podrían tomar rutas diferentes con los dividendos.

A principios de este año, los Estados Unidos optaton por limitar los pagos, mientras que Suiza pidió a los bancos dividirlos en dos repartidos en 2020.

Cualquiera que sea el resultado, los reguladores se esforzaron por enfatizar que la prohibición fue una medida excepcional y no se convertirá en parte de su caja de herramientas para luchar contra las crisis. 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses