Economía y política

La eurozona registrará una caída del PIB sin precedentes

El BCE espera una contracción económica del 8,7% en la zona euro este año

Sede del BCE

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE) , Christine Lagarde, actualizó las previsiones macro de la eurozona para 2020, 2021 y 2022 en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. Y adelanta que la economía registrará una caída sin precedentes. 

¿Qué más leer?

El BCE recarga su bazuca con 600.000 millones de euros

El organismo espera  una contracción económica del 8,7 % en la zona del euro este año debido a la pandemia de Covid-19.

Lagarde, en rueda de prensa, añadió que "la economía de la zona del euro experimenta una contracción sin precedentes" y que hay señales de que se ha tocado fondo, pero la mejora es leve. No espera un repunte de la actividad hasta el tercer trimestre.

El BCE pronosticó en marzo pasado un crecimiento del 0,8 % en 2020, por lo que los nuevos pronósticos del BCE suponen una fuerte revisión a la baja 9,5 puntos porcentuales, explicó Lagarde.

En cuanto a la evolución del PIB para los próximos ejercicios, el BCE calcula que la economía de la eurozona repuntará un 5,2% en 2021, frente al 1,3% previsto. Para el 2022, el incremento es del 3,3% frente al 1,4% calculado inicialmente.

Esto se debe a los fuertes planes de estímulo fiscal que aprobaron no sólo el organismo y la Comisión Europea, si no también a los de los gobiernos, que reaccionaron mucho más rápido que en la anterior crisis de 2008.

Recuperación en el tercer trimestre 

"Los indicadores más recientes sugieren que se sale de la caída de mayo en la medida en que partes de la economía se vuelven a abrir gradualmente", apostilló la presidenta del BCE.

Por ello. espera que la actividad económica de la zona del euro repunte más en el tercer trimestre del año porque las medidas de contención se relajarán más y tendrá el apoyo de unas condiciones de financiación favorables y de una política fiscal expansiva

"No obstante, la velocidad y la escala del repunte sigue siendo muy incierto", según Lagarde.

Revisión también de las tasas de inflación

En la rueda de prensa, Lagarde también revisó a la baja las previsiones de inflación, que a pesar de la cantidad de papel con el que está inundando el mercado no se recuperan.

Así, los precios acabarán el año con una tasa del 0,3%, frente al 1,1% previsto anteriormente, Para los próximos años, la inflación permanecerá por debajo del objetivo del BCE del 2%.

En concreto, del 0,8% para 2021, cuando la anterior estimación era del 1,3% y del 1,3% para 2022 cuando lo previsto es que se acercara hasta el 1,6%.

La caída del PIB de la eurozona en torno al 8% está dentro de las estimaciones que adelantaron tanto la propia Lagarde como su vicepresidente, el español Luis de Guindos.

ecb
Previsiones 

Más munición

En el Consejo de Gobierno del BCE se tomó la decisión de aumentar el volumen de compras en 600.000 millones de euros y extenderlo hasta junio de 2021.

Recordemos que el anterior programa de emergencia pandémica, conocido por sus siglas en inglés como PPE costaba de 750.000 millones de euros hasta final del año.

Pero los expertos calculaban que al ritmo actual se acabaría en octubre.

En ese sentido, Lagarde señaló en rueda de prensa que la toma de decisión de aumentar el PPE se hizo de forma unánime, es decir, venciendo las reticencias de los halcones, especialmente de Alemania.

Hay que tener en cuenta que el Tribunal Constitucional de Alemania  declaraba ilegal el programa. En ese sentido, Lagarde asegura que se encontrará una solución adecuada para resolver el conflicto.  Y señala que el PPE se establece dentro de la proporcionalidad y por lo tanto defiende su validez para actuar en estos momentos del mercado.

Y de nuevo insiste en que no se compromete la neutralidad.

Mantiene tipos

En la reunión, el BCE mantiene sin cambios los tipos de interés en el 0%, nivel en el que llevan anclados desde 2016. Pero Lagarde no descarta nuevas medidas.” El BCE tiene todavía más herramientas a su disposición”.

También confirma que el BCE seguirá tomando decisiones de acuerdo con las expectativas de inflación generadas.

También el organismo deja sin cambios la tasa de refinanciación de los bancos en el BCE, que se sitúa en el -0,5%, aunque en septiembre de 2019 introdujo el tiering que puede llegar hasta el -0,6%.

El volumen era el esperado

El volumen ampliado por parte del BCE era el esperado. Asi, el organismo aprobó ampliar el volumen de compras enn 600.000 millones y mantenerlos hasta junio de 2021. No obstante, los mercados no digirieron bien las nuevas previsiones macro del organismo.

Piensan que la situación es peor de lo que valoraban.

 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses