Economía y política

Lagarde, ajena al coronavirus, descarta la intervención del BCE

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, no cree que la crisis del coronavirus vaya a impactar en la inflación. El banco central baraja un escenario de rápida recuperación de la actividad

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo

La crisis del coronavirus se ha llevado por delante a las bolsas mundiales, incluidas las europeas, que han entrado en territorio de corrección. El IBEX 35 se hunde ya casi un 14% desde sus últimos máximos, y al igual que el resto del mercado, descuenta una recesión global por culpa del brote. Sin embargo, nada se mueve en las entrañas del Banco Central Europeo.

La presidenta del banco, Christine Lagarde, aseguró en una entrevista con ‘Financial Times’ que el emisor está siguiendo muy de cerca la propagación del coronavirus, aunque por ahora, no ve necesario que el BCE dé una respuesta de política monetaria a la crisis. Hace unos días, las bolsas estaban descontando justamenete lo contrario, una actuación del BCE mucho más agresiva.

Tal y como indicó Lagarde al rotativo británico, los funcionarios del BCE están siguiendo la crisis con muchísima atención, pero todavía no creen que esta vaya a tener un “impacto duradero sobre la inflación”. Claro que lo mismo ha pasado en la Fed estadounidense, tras manifestar varios de sus miembros que lo mejor ahora mismo es ver y esperar.

Huir de las reacciones exageradas

Al hilo de las declaraciones de Lagarde, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, recalcó que lo importante es “no reaccionar de forma exagerada”. Y para cerrar el círculo, el economista jefe del banco, Phillip Lane, recordó que la prioridad es evaluar las implicaciones económicas y financieras de la crisis, pero tampoco se mojó y despachó al mercado una ráfaga de obviedades.

"Cuanto más rápido se contenga el virus, menor será el impacto en la economía mundial y más rápida será la recuperación", dijo Lane. "Por el contrario, un contagio más generalizado y una interrupción más prolongada en la actividad económica normal constituyen riesgos adicionales a la baja para las proyecciones a corto plazo", recalcó el economista jefe del BCE.

El S&P500, se ha desplomado más del 10% en seis días, entrando en lo que se conoce como territorio correctivo

Ninguno de los tres parece haberse dado cuenta de que el principal selectivo del mundo, el S&P500, se ha desplomado más del 10% en seis días, entrando en lo que se conoce como territorio correctivo. Algunos grandes bancos, como Citigroup, ha dicho ya que han visto a los mercados próximos al “pánico”. Y el sentir general es que con esta crisis, la recesión global es casi inevitable.

Lo explica bien Keith Wade, el economista jefe de Schroders, cuando dice que “la recuperación de la economía mundial se ha paralizado en Asia” y “los efectos se están propagando ahora por la economía mundial a medida que se interrumpen las cadenas de suministro”, lo que complica más con el estallido del brote en Italia o Corea del Sur.

“Los mercados están teniendo que revisar sus supuestos sobre el retorno a la normalidad y aunque el virus puede ser contenido en el segundo trimestre, el efecto sobre el gasto y la actividad podría persistir ya que la gente será cautelosa durante algún tiempo después”, recalca Keith Wade.

El BCE espera una rápida recuperación

Este panorama, sin embargo, no es suficiente para que el BCE tome cartas en el asunto. Así, el emisor tendrá que determinar si será un "shock duradero" que afecte la oferta y la demanda, así como el crecimiento de los precios, dijo Lagarde.

Pero el escenario que maneja el banco es el de contención del virus en un periodo razonablemente corto, escudándose en lo que ha pasado en China. "Me complació mucho ver que las cifras en China sobre muertes relacionadas con el contagio parecen haber disminuido para el tercer o cuarto día, lo que parece indicar que hay un grado de mejora", dijo Lagarde.

Es más, Guindos abundó en la idea cuando dijo que el "escenario central" es el de una recuperación de la actividad “en forma de V”. Y matizó de Guindos: “Lo único que debemos temer es una alarma injustificada”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses