Economía y política

La inflación subyacente no remonta. Se sitúa por debajo del IPC general

Se sitúa por debajo de la inflación normal por primera vez desde mayo de 2019 y lleva en el 1% desde septiembre

Los alimentos se encarecieron un 2%

El Índice de Precios al Consumo (IPC) aumentó en enero tres décimas hasta situarse en el 1,1%, la cifra más alta desde mayo de 2019 y se sitúa ya en línea con las previsiones del BCE para este año. La cifra pone fin a los débiles avances registrados desde entonces, en mayo (0,8 %), junio (0,4 %), julio (0,5 %), agosto (0,3 %), septiembre (0,1 %), octubre (0,1 %), noviembre (0,4 %) y diciembre (0,8 %).

¿Qué más leer?

La inflación en la eurozona escala hasta el 1% hasta noviembre

Sin embargo, la inflación subyacente se mantiene en el 1%, situándose por primera vez desde mayo de 2019 por debajo de la inflación normal. Y arroja 78 meses por debajo del 2%.

inflacion
inflacion

Si se tiene en cuenta la inflación mensual, bajó un 1% entre diciembre de 2019 y enero de 2020. No cerraba la tasa mensual en negativo desde enero de 2019.

Esta evolución se debe a la subida de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo de calefacción, así como la rebaja del gas, que fue inferior a la de enero de 2019.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas se encarecieron un 2 %, tres décimas más, debido al aumento del precio de los pescados y mariscos, que el año pasado bajaron.

Junto a ello, el precio del vestido y el calzado subió un 1,1 %, dos décimas más, ya que el abaratamiento de las prendas de vestir fue inferior al del pasado año.

En línea con las del BCE, mientras que Alemania destaca

El BCE revisó ligeramente al alza en 2020 (1,1%) y a la baja en 2021 (1,4%), por la evolución esperada del precio del petróleo. Más significativamente es el dato de la inflación subyacente, que alcanzaría el 1,6% en 2022, mientras que en España está anclada al 1% desde septiembre de 2019.

¿Qué más leer?

La inflación cierra 2019 en el 0,8% por los carburantes

Por su parte, la inflación en Alemania aumentó en enero hasta el 1,7% en comparación con el 1,5% de diciembre de 2019, según los datos adelantados publicados este jueves por la Oficina Federal de Estadística (Destatis). Esto supone que la inflación se acerca al objetivo del 2% fijado por el Banco Central Europeo. 

Para este año, las previsiones señalan que los precios se sitúen en el 1,5% en 2020, cuatro décimas más que el objetivo del máximo responsable de la política monetaria del BCE y en el 1,6% en 2021, lo que da fuerza a las opiniones discordantes dentro del BCE y presionan para que el objetivo de inflación no se sitúe en el 2%, puesto que consideran que es muy compicado elevar el IPC hasta el 2% en un mundo cada vez más globalizado. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.