Economía y política

La inflación en España vuelve a terreno negativo. No sucedía desde agosto de 2016

La inflación en España vuelve a terreno negativo por la caída de carburantes que no compensa la subida de alimentos

Cola para entrar a un supermercado de Mercadona
Cola para entrar a un supermercado de Mercadona

La inflación anual se situó en el –0,7% en abril, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el Instituto Nacional de Estadística. No se situaba en negativo desde agosto de 2016, cuando el IPC alcanzó el -0,1%.

¿Qué más leer?

El BCE contra las cuerdas. La inflación en España baja tres décimas

Se trata del indicador adelantado, el dato confirmado saldrá a mediados de mayo. Y en caso de confirmarse, supondría una disminución de siete décimas en su tasa anual, ya que en el mes de marzo esta variación fue del 0,0%.

En este comportamiento destaca el descenso de los precios de los carburantes y combustibles, frente a la subida registrada en 2019.

Por su parte, la variación anual del indicador adelantado del IPCA se sitúa en el –0,6% en el mes de abril. Si este dato se confirma, la tasa anual del IPCA disminuiría siete décimas respecto al mes anterior.

Sube alimentación y bajan carburantes

El apartado que más destaca por su importancia en esta agregación es la alimentación, cuya tasa anual pasa del 2,5% al 4,0%.

¿Qué más leer?

La inflación se desploma arrastrada por el precio de los carburantes

En ella, los alimentos frescos aumentan su tasa anual tres puntos, hasta el 6,9%, y los envasados suben seis décimas, hasta el 2,2%.

Por su parte,se ha creado un grupo especial servicios COVID-19 incluye los servicios de alquiler de vivienda y garaje, la distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, servicios de telefonía, música y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios.

La variación anual de este grupo especial registra un descenso del 4,3%, más de un punto por debajo de la registrada en marzo.

La inflación en tiempos de coronavirus

Con el fin de ofrecer una información específica del efecto que la COVID-19 tiene en los precios, el INE ha creado dos agregaciones específicas de los productos de consumo básico en la situación de confinamiento de los hogares.

El grupo especial bienes COVID-19 incluye los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza del hogar, comida para animales y cuidado personal. La tasa anual de este grupo en el mes de abril es del 3,2%, con lo que aumenta más de un punto respecto a la del mes de marzo.

Asimismo, desde el INE señalan que la declaración del estado de alarma provocó una situación inédita en la producción del IPC del mes de abril, ya que es la primera vez que una parte considerable de los bienes y servicios de consumo no están disponibles para su adquisición, o solo lo están a través de la web.

A esto hay que añadir que la recogida de los precios se ha tenido que realizar íntegramente por métodos telemáticos.

La mayoría de los países de la Unión Europea (UE) se encuentran en una situación similar, aunque el grado de intensidad puede ser diferente, lo que ha motivado que Eurostat elabore unas líneas de actuación que todos los estados miembros deben cumplir para la producción del IPCA, de modo que estos indicadores sean comparables entre los países y agregables a nivel europeo.

El INE, como es habitual, ha adoptado estas normas también en el IPC.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses