Economía y política

La Fed sucumbe a Trump y al coronavirus. Bajará los tipos de interés

Las presiones constantes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, surten efecto y la Reserva Federal (Fed) recortará el precio del dinero pese a que desconocen aún las consecuencias económicas del coronavirus

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el presidente de la Fed, Jerome Powell

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, cargó de nuevo contra la Reserva Federal (Fed) al asegurar que era su responsabilidad “salvar” a la economía y los mercados del coronavirus.

Este nuevo ataque de Trump, además de por su deseo de un dólar más débil y de dinero siempre barato, se encuadra dentro de su carrera por la reelección, para lo que ve en el organismo presidido por Jerome Powell un blanco fácil.

Y es que los futuros sobre los cambios en la política monetaria de la Fed descuentan ahora hasta cuatro rebajas de tipos los tipos de interés y casi el 100 por 100 del mercado cree que Powell los recortará en 25 puntos el próximo 10 de marzo, por lo que Trump quiere ir de la mano del mercado y del banco central para su reelección. 

Trump busca su reelección de la mano de Wall Street y por ello presiona a la Fed

 

Trump tiene el viento a favor y sus últimas declaraciones se pueden leer como una especie de puntilla final a la carta firmada por Powell, en la que el presidente de la Fed habla de “actuar como corresponda” para apoyar a la economía.

Powell dijo que el coronavirus plantea riesgos latentes para los fuertes fundamentales de la economía estadounidense. Y el mercado entiende que, con estas palabras, el organismo no quiere mantenerse al margen de los desplomes que se registran en la Bolsa de Nueva York.

Además, hay grandes cotizadas que tienen el mismo discurso que el presidente Trump y presionan a la Fed para que recorte el precio del dinero ante la espantada de inversores y el temor a que la economía global se resienta peligrosamente.

Es dudoso el efecto que pueda tener en la economía real una rebaja del precio del dinero. Difícilmente las fábricas podrán producir más si no encuentran materias primas en el extranjero. También es incierto que los consumidores vayan a gastar más si tienen miedo salir de casa. Esta es a la vez una crisis de oferta y demanda. 

Aún así, un crédito más barato aún puede ayudar a impulsar la reactivación de la economía y restaurar la confianza una vez que se controla el virus. Y la Reserva Federal puede limitar el daño que pueda suponer una política monetaria más restrictiva. 

"La política monetaria ciertamente no puede afectar significativamente la forma en que se propaga el virus", dijo el ex gobernador de la Fed, Laurence Meyer. "Pero eso no significa que no hagas nada. Haces lo que puedes ".

¿Qué más leer?

La FED declara al coronavirus como la principal amenaza del 2020

Este domingo, los economistas de Goldman Sachs aseguraron que la Fed podría actuar antes de su reunión oficial, 17 y 18 de marzo, y, tal vez, coordinándose con otros bancos centrales como el Banco Central Europeo (BCE), el del Reino Unido y el de Canadá.

Con todo, desde Goldman creen que las reducciones serán de 50 puntos básicos en esta reunión hasta un total de 100 desde ese momento y hasta junio. Por su parte, Bank of Amercia estima un recorte de medio punto este mes.

Tipos por debajo del 1%

Actualmente los tipos de interés en los Estados Unidos se encuentran en el rango del 1,5-1,75% y, según las estimaciones podrían terminar el año por debajo del 1% y todo sin saber las consecuencias reales del coronavirus sobre la economía.

La propia Fed, además de las principales organizaciones económicas mundiales y los estados, desconoce el impacto real que puede tener el COVID-19 sobre la economía y hasta dónde puede llegar su repercusión en el crecimiento. Una recesión sería el peor escenario.

¿Qué más leer?

El IBEX 35 dilapida el rebote y entra en negativo

Pese a no tener estimado cómo afectará el coronavirus al crecimiento económico estadounidense y mundial, porque aún es pronto para saberlo tal y como reconocen todos los actores, la Fed gastará munición preventiva ante un futuro incierto.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.