Economía y política

La Fed centraría su estrategia en controlar la curva de tipos

La Fed podría anunciar medidas complementarias a su política monetaria actual con el fin de controlar la curva de tipos de interés

La Fed mantiene el tono acomodaticio

La Fed centraría su estrategia en controlar la curva de tipos de interés con medidas que complementen a su política monetaria actual después del buen dato de empleo registrado en mayo.

Por ello, en la reunión del Comité de Mercado Abierto del miércoles no se espera que el organismo anuncie un nuevo recorte en los precios del dinero, en el rango del 0-0,25% actualmente, o una nueva gran inyección de liquidez.

Lo que espera el mercado es una explicación por parte del presidente del organismo, Jerome Powell, sobre la estrategia que seguirá de cara ya a septiembre tras la evolución positiva de las medidas y la creación de empleo.

Y es que a todos sorprendieron los 2,5 millones de puestos de trabajo creados en los Estados Unidos en mayo. Una cifra que batió a la mayoría de previsiones. Así, el paro cayó un 13,3% el mes pasado y se sitúo en el 14,7% después de destruirse 20 millones de empleos en abril.

Actualización de datos

Estos datos también pueden provocar un cambio en las estimaciones para el crecimiento de la economía estadounidense y, por tanto, también se espera que la Fed pueda revisar sus predicciones en esta parcela y tiendan hacia una visión más positiva.

“El mercado descuenta futuro y apuesta porque la liquidez inyectada ofrezca una recuperación más rápida e intensa”, señala el director de análisis de Link Securities, Juan José Fernández-Figares.

Así, el foco está centrado en el futuro y son numerosas las gestoras que así lo atestiguan, como AXA IM: “No se espera ningún cambio en la política monetaria, ni tampoco en el ‘forward guidance’ -hoja de ruta u orientación-. La Fed actualizará sus previsiones a medio plazo”.

Por tanto, en caso haber ajustes de políticas estos serían menores y no esperarían cambios de calado o unas medidas de especial relevancia hasta la reunión de septiembre. Bank of America es claro al respecto: “Despiértenme cuando llegue septiembre”.

Momento incierto

Sin sorpresas, pero con fechas. Esta es la mayor apuesta de Bank of America para el miércoles: “Existe la posibilidad que ofrezca algún tipo de orientación directa basada en fechas”, comentan desde su equipo de análisis.

Estas fechas incluirían el anuncio de compras de activos de forma mensual en vez de diariamente, como lo hace actualmente.

“La Fed ha estado pensando mucho”, señaló recientemente el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams. Estos pensamientos versan sobre cómo puede cambiar el futuro la creación de empleo y la efectividad de las inyecciones de liquidez.

Teniendo en cuenta esta tesitura, la analista de Monex Europe Olivia Álvarez habla de un “escenario incierto” para la economía estadounidense y, dado el momento actual, “cualquier esfuerzo adicional en el estímulo monetario sería demasiado prematuro”, asegura.

¿Cómo reaccionará la renta fija?

Ante la falta de alicientes no se esperan cambios de calados en renta variable o renta fija, aunque esto no significa que no se puedan hacer movimientos al respecto en los mercados.

Los estrategas de JP Morgan y de TD Securities recomiendan a los inversores que compren bonos del Tesoro estadounidense a cinco años ante la posibilidad de que certifique de nuevo su apoyo sin fisuras a la economía todo el tiempo que sea necesario.

“Dadas las valoraciones actuales creemos que hay margen para que los rendimientos intermedios se estabilicen y recomendamos agregar duración en los bonos del Tesoro a cinco años”, apunta el equipo de análisis de JP Morgan.

Por su parte, los estrategas de TD sugieren a los inversores duplicar las posiciones a cinco años si los rendimientos continúan en aumento: “Si nos acercaos al 0,6% aumentaremos las posiciones puesto que el único riesgo es un repunte económico más fuerte y un movimiento más alto en las tasas a más largo plazo.

¿Y las bolsas y divisas?

“La reunión será interesante, pero no se espera una normalización monetaria hasta dentro de mucho tiempo, lo que permitirá a la curva de rendimientos seguir en aumento respaldando al riesgo, lo que limita cualquier beneficio que al dólar pueda producir los datos económicos sólidos”, apunta la estratega de divisas de Societé Generale Kit Juckes.

Por su parte, el jefe de investigación económica de la gestora Ostrum AM, filial de Natixis IM, Philippe Waechter, cree que los bajos tipos de interés “ayudarán a evitar un choque financiero para las empresas que salgan de la contención”.

Para este experto, los bancos centrales tienen puesto en marcha planes de apoyo de un tamaño que pueden limitar la duración y el riesgo de la pandemia, pero no por ello ya concluyeron su trabajo: “Los inversores están convencidos de que, si es necesario, los gobiernos y los bancos centrales irán aún más lejos en su plan de apoyo”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.