Economía y política

La banca extrema la vigilancia de sus operaciones por el teletrabajo

El trabajo de sus operadores de mesa es monotorizado hasta el último rincón de su casa

trader_preocupado

La pandemia impulsó el teletrabajo. Lo que iba a ser una solución temporal va camino de convertirse en una opción definitiva para muchos sectores. Y es que Europa se encamina a nuevos cierres este fin de semana. Por ejemplo, el gobierno de Boris Johnson pide a sus ciudadanos que no se reúnan con personas con las que no se convivan. En París se impondrá el toque de queda. 

No hay ningún sector que escape al teletrabajo, incluido el financiero. Pero surge la idea de ¿cómo se controla su trabajo para evitar posibles irregularidades?

La banca está adoptando una serie de medidas para controlar a banqueros y operadores de mesa. 

Los traders de Barclays deben certificar que trabajan en cuartos separados de sus compañeros de casa para fomentar la confidencialidad de las operaciones. 

Los banqueros de Morgan Stanley utilizan ordernadores portátiles donde se registra cada pulsación de tecla. 

Incluso compañías dedicadas a la concesión de préstamos están adoptando sus propias medidas. Es el caso de NatWest Group que exige actualizaciones diarias de ubicación de sus ocmerciales y grabación de videollamadas.

Casa y oficina deberían ser iguales

Es cierto que en marzo, cuando estalló la pandemia hubo que improvisar a medida que se produjeron los primeros confinamientos. En ese sentido, los reguladores relajaron ciertas medidas, pero ahora, después de varios meses para prepararlo, el sector financiero está listo para que las mesas de cocina y del comedor sean monitorizadas de igual manera que se vigilaban las mesas de negociación.

“De cara al futuro, oficina y trabajo desde casa debería ser equivalente ”, señaló Julia Hoggett, directora de mercado supervisión en la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido, en una Conferencia sobre City & Financial Global. 

Está en juego la reputación de los bancos. Si de por sí hay que evitar a toda costa cualquier tráfico con información privilegiada, la manipulación y el uso indebido de las propias cuentas. Estos riesgos pueden elevarse cuando se trabaja desde casa. 

Un mal paso en ese sentido, puede llevarse la reputación duramente recuperada durante los últimos diez años.

Hasta septiembre de 2017, los bancos se pagaron 375.000 millones de libras en multas de conducta, según un informe de la industria.

Duros comienzos en marzo

A medida de que las oficinas se vacían, el monitoreo de trabajo es un hecho. En el Reino Unido donde alrededor de 1,1 millones trabajan en finanzas, se instó al personal de la oficina a trabajar desde casa hasta seis meses.

Las cosas mejoraron desde las primeras semanas caóticas, cuando una volatilidad del mercado sin precedentes provocó una avalancha de advertencias que en algunos casos hicieron imposible la aplicación. 

Las alertas de vigilancia aumentaron más del 600% para algunos mercados globales en los primeros tres meses del año, según datos de Greenwich Associates.

"Hubo algunas semanas de caos en algunas empresas", dijo Danielle Tierney, asesora senior de estructura de mercado y tecnología para Greenwich en Nueva York. “Muchas empresas simplemente no pueden cumplir con las reglas ".

Medidas Remotas

Las medidas más silenciosas van camino de registrar todas las conversaciones y examinan correos electrónicos por lenguaje perturbador. 

En muchos bancos, incluido NatWest, los comerciales solo pueden realizar pedidos si la solicitud del cliente procede de un dispositivo autorizado.

Los teléfonos con cinta adhesiva y los descansos restringidos para ir al baño son comunes. “Si está operando electrónicamente, entonces debe ser a través de canales de comunicación autorizados que se pueden retener y auditado”, explica Adam Palmer, socio de ACA Compliance Group.

Problemas para cumplir los protocolos

Si bien algunos de los procesos simplemente se transfieren de la oficina al entorno doméstico, el trabajo remoto también creó dolores de cabeza para el cumplimiento, incluidos los jóvenes comerciantes que trabajan desde sus mesas con compañeros de piso de diferentes bancos y parejas que no pueden evitar escuchar sus llamadas.

“La mayoría de los bancos se han adaptado al trabajo desde casa desde una perspectiva de continuidad del negocio, pero todavía hay problemas en el lado del cumplimiento ”, dijo Erkin Adylov, fundador de Behavox Ltd, que vende programas de aprendizaje automático para detectar conductas indebidas.

La ausencia física de la oficina también plantea desafíos. "De repente, el trabajo parece estar más lejos y las reglas y regulaciones que tenemos que seguir parecen menos importantes ", dijo Evert Bekker en Capco, una consultora que opera en los servicios financieros.

Y luego está la amenaza de la tecnología doméstica. Un informe reciente de Capco expresó su preocupación de que Alexa de Amazon y Google Nest representan un riesgo de seguridad creciente si el personal trabaja desde casa. 

Algunas empresas frenaron el uso de canales de comunicación como Zoom.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.