Economía y política

Japón al borde de la recesión. El coronavirus le puede dar la puntilla

El PIB de Japón se sitúa al borde de la recesión tras caer un 6,3% en el último trimestre del año. El impacto del coronavirus se anticipa malo, por lo que entraría en recesión técnica

Shinzo Abe, impulsor del abenomics

La economía de Japón se tambaleó hacia un posible recesión. El Producto Interior Bruto (PIB) se contrajo un 6,3% en el cuarto trimestre de 2019 por la subida del IVA.

Se trata de la mayor caída desde la subida de impuestos de 2014, según una estimación preliminar de la Oficina del Gabinete y muy por encima de las previsiones 3,8%.

Además, de un impacto adverso motivada por el aumento de impuestos hay que unir la débil demanda global y los tifones que asolaron el país en septiembre y octubre. El resultado fue mucho peor de lo esperado y demostró que las medidas impulsadas por el Gobierno de Shinzo Abe para mitigar el golpe han sido inadecuadas.

Impacto del coronavirus

Esta debilidad de la economía japonesa se puede ver acrecentada por el coronavirus, a medida que se extiende. De hecho, podría obligar a preparar un nuevo paquete de estímulos económicos por parte del primer ministro Shinzo Abe. "Me estoy preparando para otra contracción en en el primer trimestre. Simplemente no hay factores positivos para construir un pronóstico de crecimiento positivo ", dijo Mari Iwashita, jefe de mercado economista de Daiwa Securities Co., señalando su opinión de que el es probable que la economía esté cayendo en recesión.

En ese sentido, los analistas como la propia Iwashita señalan que Japón necesita ayuda fiscal, no ayuda del BOJ si el virus es difícil.

La subida del IVA pone de manifiesto la vulnerabilidad del consumo interno a aumentos de impuestos, según Takashi Shiono, economista de Credit Suisse. Los últimos datos mostraron que el consumo privado se desplomó un anualizado 11% en el trimestre, ya que los hogares redujeron su compras de automóviles, cosméticos y electrodomésticos. En 2014 el golpe fue del 18%. 

Antes de arrojar más datos, será necesario analizar el impacto del virus. El propio BoJ ha dicho que será necesario seguirlo de cerca su evolución antes de dar un nuevo balance. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

¿Qué más leer?