Economía y política

Sánchez se resiste. No impulsa medidas fiscales directas como en otros países

El presidente del Gobierno se desmarca de otros países y no pone en marcha medidas fiscales directas

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, movilizará 200.000 millones de euros para afrontar el agujero económico provocado por la caída del coronavirus.

Sin embargo, en la batería de medidas aprobadas no hace referencia a medidas fiscales directas, como sí han hecho en otros países.

Así, el plan de Sánchez se basa en avales para créditos de hasta 100.000 millones de euros, dinero que las empresas que lo soliciten lo deberán devolver. 

De momento, con un déficit desbocado y la deuda pública rozando el 100%, Sánchez se resiste a poner en marcha un conjunto de medidas fiscales que alivien la presión a las empresas vía cotizaciones sociales. 

¿Qué están haciendo en otros países?

Además de poner movilizar recursos para frenar el deterioro económico, el resto de medidas que se están implementando vienen acompañadas de una bateria de propuestas fiscales basadas en el aplazamiento del pago de casi todos los impuestos.

Es el caso de Francia, que se ha convertido en el último de los grandes países europeos en adoptar medidas en ese sentido.

Así ha aprobado el aplazamiento del pago de los tributos salvo del IVA, además, suspenderá las cotizaciones sociales, una medida que tendrá un impacto 32.000 millones de euros.

Italia, uno de los países cuya curva de infectados por el covid-19 es la más parecida con España, también ha tomado medidas fiscales.

Además de una moratoria en el pago de hipotecas (medida que sí ha adoptado España) contempla un recorte de 500 euros al mes en los impuestos que pagan autónomos y pymes, por un periodo de tres meses.

A lo que hay que añadir que se están planteando deducciones en el Impuesto de Sociedades para las empresas de sectores afectados. En total, las medidas de auxilio suponen una inyección de 3.600 millones de euros.

En Alemania, al igual que en Francia, las medidas van por reducir los costes de personal que pagan las empresas, algo que todavía en España no se contempla. 

Y es que las cotizaciones sociales es una de las partidas más importantes a las que tiene que hacer frente las empresas, que en el caso de las grandes compañías pagan de manera mensual.

Incluso los Estados Unidos ha aprobado medidas fiscales que apoyarán a la bajada de tipos de la Fed. En ese sentido, el presidente estadounidense ha apostado también por suspender las cotizaciones sociales de manera temporal y posponer el pago de impuestos a los sectores más afectados. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses