Economía y política

FMI. España encabezará el hundimiento poscoronavirus

El PIB de la economía española se contraerá este año el 12,8%, la peor tasa de todas las economías avanzadas, según calcula el FMI. La ratio deuda/PIB escalará hasta el 123,8%

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó el peor escenario posible para la economía española, que sufrirá una contracción del PIB estimada para este año del 12,8% por culpa del coronavirus, la peor tasa de todas las economías avanzadas, junto con Italia.

Las proyecciones son todavía peores que las que el FMI difundió en abril, nada más estallar la pandemia, cuando vaticinó una contracción de la actividad del 8%. Ahora, “los datos hacen pensar en una desaceleración aún más profunda de lo proyectado”, asegura el organismo.

De esta circunstancia ya avisó el FMI a principios de marzo, nada más estallar la pandemia, cuando vaticinó que "España crecerá menos". Y aunque no cifró entonces la caída, si recomendó que el país incrementase sus recursos para luchar contra el coronavirus.

El hundimiento de la economía española se traducirá igualmente en un notable deterioro de las cuentas públicas. Así, el FMI calcula un déficit fiscal este año del 13,9% del el PIB y una ratio deuda sobre PIB del 123,8%, 10,4 puntos más respecto al anterior informe y solo por debajo del 166% que calcula para Italia.

La gravedad de la situación la explica el FMI por el hecho de que “el consumo y la producción han disminuido de manera muy pronunciada”. En otras recesiones, los consumidores recurren a sus ahorros o la familia, de modo que el consumo se vea menos afectado, pero esta vez no fue así.

Shock general

De hecho, este patrón refleja una combinación excepcional de factores: distanciamiento social voluntario, “confinamientos necesarios, drásticas pérdidas de ingresos y debilitamiento de la confianza de los consumidores”, apunta el FMI.

Del mismo modo, las empresas también recortaron la inversión frente a una precipitada caída de la demanda, lo que se tradujo interrupciones del suministro e incertidumbre en torno a las perspectivas de rentabilidad.

¿Qué más leer?

FMI. España crecerá menos, pero no hay cifras

De este modo, el FMI habla de “un shock generalizado de la demanda agregada, que agrava los trastornos de la oferta a corto plazo atribuibles a los confinamientos”.

En el caso de España, la situación todavía es más lúgubre, al estar supeditada a la nefasta evolución que calcula el FMI para el conjunto de la zona euro, con una contracción este año del 10,2%. 

Esta es la peor proyección de todas las regiones económicas avanzadas, dos puntos superior al 8% que se contraerán los Estados Unidos, y más de cuatro puntos peor que el 5,8% calculado para Japón.

Desplome del empleo a escala global

Los efectos de este escenario sobre el empleo a escala global serán muy serios. “La marcada caída de la actividad está acompañada de un impacto catastrófico en el mercado laboral mundial”, asegura el FMI.

La reducción en horas de trabajo en el segundo trimestre del año es probable que sea equivalente a una pérdida de más de 300 millones de empleos a tiempo completo. Pese a las dramáticas cifras de los pronósticos, el FMI recalca la excepcionalidad de la situación actual ya que es una crisis sin precedentes.

Contracción del comercio internacional

Por otro lado, el hecho de que la desaceleración sea sincronizada amplificó “los trastornos sufridos internamente por países del mundo entero”.

¿Qué más leer?

El FMI avisa: “Los inversores no están preparados para el cambio climático”

De esta forma, el comercio internacional se contrajo el 3,5% interanual, según calcula el FMI, debido a la debilidad de la demanda, el colapso del turismo transfronterizo y la dislocación del suministro relacionada con los confinamientos.

Mejora en 2021

Por el contrario, en 2021 serán España e Italia los países que lideren la recuperación, con un crecimiento esperado del 6,3%, solo por debajo del 7,3% que el FMI calcula para Francia, y tres décimas por encima del 6% que vaticina para el conjunto de la zona euro.

En este sentido, el fondo indica que a medida que "las economías se reabren, deberían moverse gradualmente de la protección de empleo y empresas a facilitar la recuperación y eliminar los obstáculos a la recolocación de empleados".

Escenario con un segundo brote en 2021

Estos son los cálculos del supuesto base, pues en un segundo escenario, el FMI que se producirá un segundo brote mundial importante del coronavirus a principios del 2021.

¿Qué más leer?

La Airef matiza el peor escenario para España

No obstante, el organismo supone que las perturbaciones de la actividad económica interna en cada país en se reducirán aproximadamente a la mitad de lo que ya está previsto en el escenario base para 2020.

Esto es así porque las medidas de contención afectarán menos a las empresas y los hogares, además de que “la proporción de personas vulnerables probablemente será más baja y las medidas estarán mejor focalizadas en los grupos vulnerables, aprovechando la experiencia adquirida”, recalca el FMI.

Eso sí, si este segundo brote llega a producirse, el organismo que dirige Kristalina Georgieva dice que las condiciones financieras "se tornarían más restrictivas". Esto implicará que los diferenciales soberanos aumenten la mitad adicional de lo que se dispararon con la primera oleada. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses