Economía y política

¿Están preparados los bancos centrales para luchar contra el coronavirus?

Existen dudas sobre la efectividad de sus medidas porque en muchos casos los bancos centrales tienen el arsenal prácticamente agotado

Sede de la Reserva Federal estadounidense

Las bolsas mundiales han logrado rebotar hoy después de la sangría de la pasada semana, gracias a que los gobiernos y los bancos centrales ya se están preparando para la batalla contra el coronavirus. 

El Banco de Japón y el Banco de Inglaterra han prometido una serie de medidas que tienen como objetivo estabilizar los mercados financieros, mientras que el presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Jerome Powell, ha abierto la puerta a una rebaja de los tipos de interés en la próxima reunión de política monetaria de la Fed, que tendrá lugar a mediados de marzo. Además, los ministros de Finanzas del G-7 han anunciado que mantendrán una teleconferencia sobre la crisis del coronavirus esta semana.

Pero la debilidad del rebote de la Bolsa de hoy confirma las dudas sobre la efectividad que puedan tener las medidas de los bancos centrales. En muchos casos, tienen el arsenal prácticamente agotado, después de reducir los tipos a mínimos históricos y gastar miles de millones en compras de activos. La propia presidenta del BCE, Christine Lagarde, admitió a principios de febrero, antes de que la crisis del coronavirus entrara en ebullición, que el BCE estaba "agotando su munición".

Herramienta poco adecuada

La naturaleza del desafío también significa que la política monetaria puede no ser la herramienta más adecuada, ya que se necesitan gastos específicos y política económica, dijo Laurence Boone, economista jefe de la OCDE.

"No es solo un choque de demanda, es un choque de confianza y un choque de interrupción de la cadena de suministro que los bancos centrales podrían no enfrentar solos”, añadió. 

Más allá del coronavirus, hay otros factores de riesgos que siguen sobrevolando los mercados. Ahí están las tensiones comerciales y de inversión que “siguen siendo altas y podrían aumentar aún más”, y la incertidumbre sobre el Brexit. La reciente caída en los mercados financieros también aumenta las vulnerabilidades de los altos niveles de deuda y el deterioro de la calidad crediticia, dijo la OCDE.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.