Economía y política

La Moncloa atribuye "a una mala cosecha" el peor paro desde el 2013

España firmó en enero el peor dato de empleo desde el 2013: la Seguridad Social pierde 244.000 cotizantes en 30 días

El paro subió en enero en 90.248 personas, el peor dato desde el 2013

La "cuesta de enero" se ha dejado notar en el empleo en España (como suele ocurrir tras el final de la campaña de Navidad). Pero esta temporada su incidencia ha sido mayor. La Moncloa ofrece, sin embargo, explicaciones alejadas al consenso de los especialistas. 

Además, el Ejecutivo protege al salario mínimo interprofesional (SMI) de quienes lo señalan como uno de los responsables del descalabro del mercado laboral en enero hasta niveles del 2013.

Las cifras son las siguientes: la Seguridad Social perdió 244.044 cotizantes en enero registrando el peor dato de afiliación en siete años. Este descenso ha dejado el volumen de cotizantes en 19,164 millones.

Mientras, el paro registrado subió en 90.248 personas respecto a diciembre, el peor dato de enero desde el 2014, lo que deja a 3,254 millones de desempleados inscritos en las Oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), según el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El principal motivo de la destrucción de empleo hay que buscarlo en la desaceleración del crecimiento económico en España, que se situó en el 2019 en un 2%, y que para este año se espera que siga bajando hasta el 1,6%.

No obstante, en términos interanuales la cifra de parados disminuyó en enero en 31.908 respecto al mismo mes del 2019.

El Gobierno se excusa: "malas cosechas, escasez de lluvia y robotización"

El desplome de los puestos de trabajo se ha centrado principalmente en los sectores del comercio y de la hostelería, muy afectados por el final de la campaña de Navidad. El primero ha perdido 43.057 empleos y el segundo, 42.987.

La agricultura ha sido otro de los sectores más castigados por la pérdida de ocupación. Así la Seguridad Social ha perdido 15.317 cotizantes en el régimen especial de trabajadores agrarios y el número de parados ha aumentado en 9.085.

Desde el Gobierno descartan que la escalada del desempleo en el sector se deba a la subida del salario mínimo.

Lo achacan a las malas cosechas de la aceituna producidas por la escasez de lluvia, al poder de mercado de las grandes distribuidoras y a la robotización del sector.

El número de contratos registrados en enero fue de 1.764.837, lo que supone un descenso de 93.240 (-5,02%) sobre el mismo mes del 2019, y la modalidad preferida por los empresarios ha sido, una vez más, la de contratos temporales, con 1.577.367; seguida por los indefinidos, con 178.978, y por los 8.489 de carácter formativo.

Mujeres, las más castigadas

Las mujeres han sido las más afectadas por la destrucción de empleo en enero, lo que ha llevado a perder el umbral de los nueve millones de trabajadoras afiliadas a la Seguridad Social, al bajar hasta los 8.938.219 de media.

Así, el desempleo masculino se situó en enero en 1.356.980 personas, al aumentar en 28.584, el 2,15% más que en diciembre, y el femenino en 1.896.873, al incrementarse en 61.664, más del doble que el masculino, lo que supuso un 3,36% más que el mes anterior.

Estas cifras de empleo se producen cuando el Gobierno ha decidido aprobar una subida del SMI hasta los 950 euros, lo que puede lastrar la creación de nuevos puestos de trabajo y aumentar los despidos, apuntan los expertos consultados por finanzas.com.

Ni los sindicatos avalan las cifras

Por su parte, los sindicatos han calificado de “malas” las cifras de empleo de enero, que, a su juicio, constatan “el carácter estacional” del empleo en España.

Fuentes de UGT han denunciado a este portal la temporalidad en los contratos fomentada por la reforma laboral del 2012, que ha “precarizado” -a su juicio- las condiciones laborales y “expulsado” del mercado laboral a las personas más vulnerables.

Por ello exigen “derogar en su totalidad la reforma laboral”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.