Economía y política

El saldo de créditos dudosos crece con una tasa de morosidad por debajo del 5%

Los créditos dudosos suben ligeramente, aunque la tasa de morosidad permanece sin cambios respecto a febrero

Sede del Banco de España
Sede del Banco de España

La morosidad de la banca española cayó hasta el 4,8% en marzo, según los datos que difunde el Banco de España en tasa interanual.

¿Qué más leer?

La banca española tardará cuatro años en digerir los daños del coronavirus

Sin embargo, el ligero repunte de los dudosos anticipa un problema que puede empeorar cuando aumente de manera notoria en los próximos meses. para hacer frente, la banca provisionó en el primer trimestre 3.800 millones

Estos datos están condicionados por la entrada en vigor del estado de alarma, el pasado 15 de marzo. 

Este dato supone una mejora de la mora en tasa interanual, que indica el porcentaje de créditos impagados en relación con la financiación total concedida, perdió en marzo dos centésimas frente al mes anterior, ya que, si bien ambas magnitudes aumentaron, los dudosos subieron menos que el saldo total.

No obstante, en términos mensuales, permaneció prácticamente sin cambios, puesto que en febrero marcó el 4,79% y en marzo se situó en el 4,8%.

En enero, la morosidad se situó en el 4,83%, después de registrar un leve repunte respecto a diciembre, cuando finalizó en el 4,79%. En 2019, la morosidad bajó un punto porcentual.

Aumento de los créditos

El saldo de dudosos se elevó ligeramente, hasta los 57.340 millones de euros, desde los 57.035 millones de febrero, en tanto que el "stock" de créditos en vigor aumentó hasta 1,195 billones, frente a los 1,183 billones del mes anterior.

En comparación con lo ocurrido un año antes, la morosidad ha mejorado en 0,93 puntos, aunque el saldo de impagados era bastante más elevado entonces (68.844 millones).

Los créditos dudosos -ya por debajo de la barrera de los 70.000 millones desde el pasado enero 2019- volvieron a caer en marzo de 2019 y se situaron en los 68.844 millones de euros, 908 millones menos que en febrero. Mientras, el crédito total subió hasta los 1,202 billones de euros, frente a los 1,195 billones el mes anterior.

La morosidad conjunta mejoró

La mora conjunta de bancos, cajas y cooperativas también mejoró, en tres centésimas, y quedó en el 4,75%, mientras que en comparación interanual la caída fue de casi un punto porcentual.

La mora del grupo formado por bancos, cajas y cooperativas cayó al 5,73% desde el 5,85% anterior, también su mínimo desde noviembre de 2010, por la mejora de los dudosos en marzo de 2019.

El acumulado de créditos sin pagar se situó en los 65.650 millones de euros el año pasado, casi 950 millones menos que un mes antes, enero de 2019, pese a que aumentó el volumen de dinero prestado.

Al finalizar marzo, los créditos dudosos de ese grupo de entidades habían aumentado hasta 54.113 millones, frente a los 53.924 de febrero, para un volumen de financiación de 1,138 billones, frente a 1,127 billones del mes anterior.

En los establecimientos financieros de crédito (EFC), especialistas en financiar grandes bienes de consumo, la mora se elevó al 6 %, nivel que no alcanzaba desde noviembre de 2017, desde al 5,81 % del mes anterior y al 5,53 % de un año atrás.

Los impagados crecen ligeramente

La cartera crediticia de estas financieras aumentó hasta los 49.280 millones, desde los 48.891 millones del mes anterior, con un volumen de impagados de 2.957, también más alto que los 2.841 millones de febrero.

Este incremento supone un aumento de 254 millones, una cifra mínima, aunque los expertos vaticina que lo peor está por llegar, cuando los hogares y las empresas tengan que afrontar nuevos impagos.

El máximo histórico de la morosidad del sistema financiero español alcanzó el 13,61 % en diciembre de 2013, en plena crisis económica y financiera, con lo que en marzo se situó 8,81 puntos porcentuales por debajo.

En cuanto al volumen de dudosos, en ese momento sumaban 197.045 millones, por lo que desde entonces las entidades han hecho una limpieza de balance de 139.705 millones.       

La morosidad alcanzó máximos en 2013

La tasa de mora inició su tendencia ascendente a raíz de la pasada crisis económica y financiera en España, sobrepasando el umbral del 5% en noviembre de 2009 por primera vez desde 1996.

La tasa continuó ascendiendo hasta cerrar 2013 en el máximo histórico del 13,61%, un punto de inflexión a partir del cual comenzó a descender año tras año.

Finalizó 2019 en el 4,79%. De esta manera, con estas cifras, la ratio vuelve a situarse por debajo del 5%, volviendo a tasas de hace más de 20 años.



 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses