Economía y política

El coronavirus condena a 585.000 personas al paro en apenas dos meses

Desde el día 15 de marzo hasta el 30 de abril, el número de parados aumentó en más de 585.000 personas. Las prestaciones crecen un 136%

El desempleo es una de las grandes consecuencias de la crisis del Covid-19
El desempleo es una de las grandes consecuencias de la crisis del Covid-19

El número de desempleados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en 282.891 personas en el mes de abril respecto al mes anterior. En dos meses creció en 585.156 personas.

¿Qué más leer?

La tasa de desempleo escalará al 14,2% tras tres trimestres a la baja

El total de demandantes de empleo alcanza la cifra de 3.831.203 personas. Supone un aumento del 7,97% respecto al mes de marzo.

En datos desestacionalizados, el paro registrado creció en 370.173 personas en abril. En dos meses aumentó en 681.210 personas.

La cifra de beneficiarios de prestaciones por desempleo se situó en 5.197.451, lo que se traduce en un incremento interanual del 136,56% y supone un récord histórico de prestaciones abonadas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que reconoció la práctica totalidad de prestaciones por ERTE que llegaron al SEPE durante el mes de abril.

La nómina mensual de prestaciones, en la que también se incluye el pago de los ERTE, ascendió a 4.512 millones de euros, lo que representa un aumento de 3.976 millones respecto a abril de 2019. El incremento porcentual es del 207,15%. 

Evolución por sectores, sexo y edad

En términos absolutos, la crisis sanitaria del Covid-19 incide, sobre todo, en el sector servicios, donde el desempleo se incrementa en 219.128 (8,76%) personas. En la industria sube en 26.832 (8,92%), en la construcción se incrementa en 25.055 (7,84%), en la Agricultura en 4.015 (2,52%) y en el colectivo Sin Empleo Anterior aumenta en 7.861 personas (2,95%).

El paro registrado aumenta más entre los hombres. En abril se inscribieron 150.461 (9,84%) desempleados, hasta sumar un total de 1.679.403 hombres inscritos.

Sin embargo, el paro femenino es mayor, con un total de 2.151.800 desempleadas en las listas del SEPE. Suman 132.430 (6,56%) mujeres más respecto al mes de marzo.

El desempleo de los jóvenes menores de 25 años se incrementa en abril en 31.262 personas (10,87%) respecto al mes anterior, mientras el paro de 25 y más años sube en 251.629 (7,72%).

Pese al confinamiento y a la hibernación de la economía se han firmado contratos. El número de contratos registrados durante el mes de abril ha alcanzado la cifra de 673.149.

Cae en casi 50.000 personas la afiliación

El número de personas afiliadas a la Seguridad Social en el último día de abril fue de 18.396.362, lo que supone que el sistema registró 49.074 afiliados menos que a día 1. Este dato contrasta con el retroceso de 833.979 afiliados que se produjo durante marzo.

Por su parte, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.458.667, lo que representa un descenso de 548.093 ocupados con respecto a la media de marzo (-2,88%).

El efecto de la pandemia desde el 12 de marzo al 30 de abril ha sido de 947.896 afiliados menos. A 30 de abril había 3.386.785 afectados por ERTE.

En datos desestacionalizados, la afiliación cayó en 691.054 personas en abril. En los dos últimos meses el descenso ha sido de más de 1,1 millones de persona. En concreto, 1.106.854.

En los últimos 12 meses, el sistema ha perdido 771.695 afiliados (-4,01%). De esta cifra, 712.160 corresponden al Régimen General, que experimenta un descenso del 4,48%. Es la primera caída interanual en este mes desde 2013.

El número medio de afiliados sufrió un descenso de 548.093 ocupados con respecto a la media de marzo (-2,88%).

Por sectores, en el régimen general, sólo se ha registrado crecimiento en actividades sanitarias y de servicios sociales, con 23.228 afiliados más. Por su parte, construcción ha perdido 89.864 afiliados (-10,7%), hostelería, 76.902 (-6,5%) y actividades artísticas y de entretenimiento, 20.702 (-7,99%).

El régimen de autónomos contó con 3.211.267 afiliados medios, tras una pérdida de 41.250 (-1,27%), y el régimen del mar registró 61.283 ocupados, 1.371 menos que en marzo (-2,19%). Finalmente, el carbón se situó en 1.226 afiliados medios (-14).

Si se analiza el efecto de la pandemia de coronavirus en los dos meses (la evolución desde el 12 de marzo hasta final de abril), se observa un saldo negativo de 947.896 afiliados.

Por último, hay que señalar que del total de afiliados, a 30 de abril, 3.386.785 estaban sometidos a una situación de suspensión total o parcial por ERTE. Serían el 24,25% de los afiliados en el Régimen General. De ellos, 3.074.462 se encontraban en situación de ERTE por fuerza mayor.

 

 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses