Economía y política

FMI. España crecerá menos, pero no hay cifras

El Fondo Monetario Internacional recomienda a España que incremente los recursos para combatir el coronavirus

El coronavirus ya representa un freno para la economía española pero amenaza con un roto difícil de calcular todavía. Su gestión comporta contradicciones como la que acaba de señalar el Fondo Monetario Internacional: España crecerá menos de lo previsto este año pero pese a ello, debe reforzar el gasto sanitario para combatir la crisis del Covid-19 con fuerza y terminar cuanto antes con la situación de excepcionalidad que vive.

El FMI aseguró este miércoles que la economía nacional se ralentizará más de lo que se esperaba en 2020. Si en sus perspectivas de enero, la institución dirigida por Kristalina Georgieva ya rebajaba el crecimiento de España del 2% de 2019 al 1,6% este año, ahora advierte de que no llegará a esa cifra. No hay un nuevo cálculo; los efectos de la ya pandemia del coronavirus son difíciles de vislumbrar.

Andrea Schaechter, jefa de la misión para España del Fondo Monetario Internacional, explicó que la institución ve claro que la crisis del coronavirus perjudicará la economía pero no se atrevió a cifrar dicho ajuste porque dependerá de la duración del brote, algo ahora mismo imprevisible. Por ahora, sin embargo, descartan el crecimiento negativo: “Actualmente, no creemos que vaya a haber una recesión, pero está claro que debemos estar atentos a cómo evoluciona”.

Pero las advertencias van más allá: el FMI pidió al Ejecutivo de Pedro Sánchez medidas temporales de carácter extraordinario para parar la propagación del Covid-19 y atajar sus efectos en la actividad económica y empresarial. "Ante el brote de coronavirus, se entiende que el Gobierno deba dotar de recursos suficientes al sector sanitario”, apuntó el Fondo en su revisión anual de España. También exigió que las medidas temporales de carácter extraordinario se intensifiquen según sea necesario, para prevenir y contener el virus.

Más gasto sanitario

La receta, pues, es más gasto sanitario –cabe recordar que el sistema público de salud supone una de las grandes partidas presupuestarias de las administraciones españolas– pese a que el crecimiento será inferior, lo que llevará a España, muy probablemente, a incumplir los objetivos de déficit.

Ante este escenario, el FMI se ha sumado a las voces que piden flexibilidad con la consolidación fiscal, aunque pone como condición que el incremento del déficit vaya acompañado de un plan de ajuste futuro creíble para volver a la senda del equilibrio presupuestario.

En su diagnóstico sobre la situación de España, ya más allá del Covid-19, el FMI puso el énfasis en el bajo crecimiento de la productividad. Según Schaechter, es consecuencia de la falta de políticas que la fomenten durante los últimos años. España estuvo aproximadamente un año con un Ejecutivo en funciones por las dos convocatorias electorales y las dificultades para formar gobierno. 

El Fondo también apuntó que la mejora en el mercado laboral parece haber tocado techo y cree que España está llegando ya a un nivel difícil de rebajar. "El desempleo, reducido a la mitad respecto a los máximos de la crisis, casi ha alcanzado ya su tasa estructural y las previsiones indican que ya solo descenderá marginalmente”, aseguró.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses

¿Qué más leer?