Economía y política

El BCE propone crear un banco malo para acelerar la limpieza de activos tóxicos

El banco malo se haría cargo de los préstamos morosos que quedaron de la crisis financiera de 2008, así como de la nueva oleada esperada de deuda tóxica provocada por las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus.

Lagarde

El Banco Central Europeo planea la creación de un banco malo en la zona euro para limpiar los activos tóxicos de la entidades financieras, según informa el diario ‘Financial Times’.

Los funcionarios del emisor europeo mantuvieron conversaciones preliminares con el departamento de estabilidad financiera y mercados de capital de la Comisión Europea para establecer la nueva entidad.

El banco malo se haría cargo de los préstamos morosos que quedaron de la crisis financiera de 2008, así como de la nueva oleada esperada de deuda tóxica provocada por las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus.

Obstáculos

El proyecto, no obstante, se enfrenta a importantes obstáculos en la Unión Europea, donde altos funcionarios habrían rechazado la idea.

En concreto, se muestran reacios a alterar las normas de la UE, que exigen que la ayuda estatal a la banca se conceda solo después de que un proceso de resolución imponga pérdidas a sus accionistas y tenedores de bonos, de acuerdo con el ‘FT’.

Sin embargo, el periódico dijo que no se ha descartado la reanudación de las conversaciones sobre el asunto.

¿Qué más leer?

El Eurogrupo movilizará medio billón de euros para frenar el impacto de la pandemia

El total de créditos morosos que acumulan los 121 bancos más importantes de la zona euro asciende a 506.000 millones de euros, una cifra que se redujo a la mitad durante los últimos cuatro años.

La cifra supone el 3,2% de los préstamos, aunque en el caso de los bancos griegos, portugueses e italianos, este porcentaje supera el 6%.

Debate clave

El banco malo será un tema de debate clave en la Unión Europea durante las próximas semanas, dado el papel crítico que podría tener para mitigar el impacto del coronavirus.

En marzo, la Comisión Europea ya aceptó relajar temporalmente las reglas de ayuda que prestan los estados, y desde entonces, ha aprobado paquetes de miles de millones a los gobiernos. Por ejemplo, el medio billón de euros movilizado por el Eurogrupo.

Además, Bruselas trabaja en planes para que los estados inyecten directamente fondos a las empresas con dificultades, aunque a cambio se restringirá el abono de dividendos.

España, Irlanda y Alemania crearon bancos malos respaldados por el estado después de la crisis financiera de 2008 para hacer frente a los aumentos repentinos de la deuda bancaria tóxica.

Claro que desde entonces, la propia UE restringió la opción de crear bancos malos por parte de los gobiernos, a menos que sea la propia Unión Europea quien los promueva como parte de una resolución oficial.

El BCE prepara más medidas

El BCE, por su parte, podría tomar más medidas si fueran necesarias para apoyar a la zona euro en la lucha contra la crisis económica provocada por el brote de coronavirus, anunciaron responsables políticos de la institución.

El emisor europeo ya ha puesto en marcha varios paquetes de medidas en las últimas semanas para proteger a los países de todo el bloque, incluido el compromiso de gastar más de un billón de euros  en deuda pública y privada este año.

¿Qué más leer?

El BCE prepara más munición para ayudar a la zona euro

"Vamos a permanecer vigilantes", dijo el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, en una entrevista con el semanario portugués Expresso.

"Tenemos un nuevo instrumento, el programa de compra de emergencia pandémica, y podemos usarlo de manera flexible en términos de tiempo y de los activos que compramos", recalcó.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses