Economía y política

El BCE amplía la liquidez y rebaja las condiciones a largo plazo

En la rueda de prensa de Lagarde podría dar pistas sobre nuevas medidas tras mantener los tipos en el 0%

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde

El Banco Central Europeo (BCE) mantiene los tipos sin cambios. Así, la tasa de interés permanece anclada en el 0%, nivel en el que se encuentra desde el verano de 2012.

En cuanto a la facilidad de depósito, esta también permanece sin cambios en entre el -0,5% y el -0,6%, ya que el organismo impulso un tiering para penalizar a los bancos que tenían el depositado en el BCE.

Por otro lado, mejora las condicones de refinanciación a más largo plazo (TLTRO III), que se suavizan aún más.

 Específicamente, el Consejo de Gobierno decidió reducir la tasa de interés de las operaciones TLTRO III durante el período comprendido entre junio de 2020 y junio de 2021 a 50 puntos básicos por debajo de la tasa de interés promedio de las principales operaciones de refinanciación del Eurosistema.

Asimismo, se llevará a cabo una nueva serie de operaciones de refinanciación de emergencia a largo plazo (PELTRO) de emergencia pandémica no selectiva para respaldar las condiciones de liquidez en el sistema financiero de la zona del euro

Se llevarán a cabo como procedimientos de licitación de tasa fija con asignación completa, con una tasa de interés que es 25 puntos básicos por debajo de la tasa promedio de las principales operaciones de refinanciamiento que prevalecen durante la vida de cada PELTRO.

La rueda de prensa en el ojo del inversor

Los mercados estarán muy atentos a la rueda de prensa que dé su presienta, Christine Lagarde.

El Consejo de Gobierno debate nuevas medidas expansivas que impulsen la economía europea muy golpeada por la crisis económica provocada por el coronavirus.

En ese sentido, los expertos esperan que el organismo aumente la duración, el volumen y amplíen las compras.

Gilles Moëc, economista jefe de AXA IM, señala que es muy posible que Lagarde abra la  "posibilidad de aumentar el tamaño del rescate [...] para demostrar que la Eurozona todavía puede contar con un poderoso respaldo político", lo que supondría que, a la larga, “el BCE podría aumentar el PEPP y superar el billón de euros”, pero advierte de que “su capacidad de ampliar el estímulo no es infinita”.

Aunque el organismo no se encuentra cómodo superando el 33% de deuda soberana, insiste el experto.

Respuesta ante el FMI

Christine Lagarde entonó su propio “hare todo lo que sea necesario” en su intervención ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) al señalar que el organismo estaba dispuesto a tomar más medida si fuera necesario.,

Estas declaraciones fueron interpretadas por los expertos en el sentido de que el BCE estaba preparando para aumentar su volumen de compras a medida que la situación fuera empeorando.

También intentaba despejar cualquier duda sobre su liderazgo y evitar el error de comunicación de la reunión del 12 de marzo cuando dijo que el BCE no estaba para cerrar spreads, lo que hizo subir la deuda de los países soberanos más afectados por la crisis, como son Italia y España.

Deterioro macro

Ya se empiezan a notar las primeras consecuencias en la economía del confinamiento y de la hibernación de la economía.

En España, la economía se desplomó un 5,2% en el primer trimestre, con tan solo 15 días del estado de alarma.

Se trata de la mayor caída de toda la serie histórica cuando arrancó en 1970. El consumo de los hogares también registró el mayor descenso de la serie.

En cuanto a la inflación, se situó en el -0,7%, situándose en negativo por primera vez desde 2016 y metiendo más presión al BCE, ya que su objetivo es situarla en el 2%.

¿Qué más leer?

La inflación en España vuelve a terreno negativo. No sucedía desde agosto de 2016

De hecho, uno de los objetivos del BCE, en general, y de Lagarde, en particular, era una revisión estratégica del objetivo.

Dicha revisión fue suspendida por la crisis.

En ella no se tendría que supeditar a lograr una inflación del 2% para subir los tipos de interés, sino que se hablaba de un horquilla entre la que pudiera moverse.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses