Economía y política

El BCE calcula que la economía de la eurozona podría caer hasta un 12%

El BCE calcula que la economía de la eurozona se hundirá. Mantedrá su apoyo a familias y empresas

La sede del BCE, en Fráncfort.
La sede del BCE, en Fráncfort.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, comenzó la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno explicando las medidas adoptadas y el impacto que tendrá el coronavirus en la economía europea. 

El organismo en esta reunión optó por mejorar las condiciones de las compras a largo plazo e inyectar más liquidez al sistema, en un nuevo tipo de operaciones.

Sin embargo, no hizo cambios en su política monetaria ni en el programa de compras. Esto no parece que haya sentado bien al mercado, puesto que al mejorar las condiciones aplazaría un nuevo paquete de compras.

El coronavirus empeora las previsiones

Lagarde revisó a la baja los datos macro de la eurozona y reconoció un deterioro mayor de lo esperado y más rápido.

El BCE prevé que el PIB de la región retroceda este año entre el 5% y el 12%, en función de la duración de las medidas de confinamiento y del éxito de las políticas fiscales adoptadas.

El organismo también reconoce que la inflación disminuye como resultado de la fuerte caída de los precios del petróleo y la inflación levemente baja del IPCA, excluyendo la energía y los alimentos.

En ese entorno maco tan deteriorado, Lagarde insistió que el BCE adoptará las medidas necesarias para “apoyar a los hogares y las empresas ante la actual interrupción económica y la mayor incertidumbre, a fin de salvaguardar la estabilidad de precios a medio plazo”.

¿Qué más leer?

EL BCE saca artillería pesada. 750.000 millones para la compra de bonos

Reunión de junio, importante

La reunión de junio, despues de conocerse las medidas adoptadas hoy, sera determinate para ver qué medidas adoptará el BCE de cara al futuro.

Los expertos señalan que en ella podría aumentar el volumen de compras y la duración y más después del discuros de Lagarde en el que insiste de la necesidad de seguir apoyando a las familias y empresas (y a la economía). El programa de compras que está activo es de 750.000 millones de euros hasta final de año. 

Repaso a las medidas de hoy

El BCE mantuvo los tipos sin cambios. Así, la tasa de interés permanece anclada en el 0%, nivel en el que se encuentra desde el verano de 2012.

En cuanto a la facilidad de depósito, esta también permanece sin cambios en entre el -0,5% y el -0,6%, ya que el organismo impulso un 'tiering' para penalizar a los bancos que tenían depósitos en el BCE.

Por otro lado, mejoró las condiciones de refinanciación a más largo plazo (TLTRO III), que se suavizan aún más.

El Consejo de Gobierno decidió reducir la tasa de interés de las operaciones TLTRO III durante el período comprendido entre junio de 2020 y junio de 2021 a 50 puntos básicos.

Esta tasa está por debajo de la media de operaciones del eurosistema. 

Asimismo, se llevará a cabo una nueva serie de operaciones de refinanciación de emergencia a largo plazo (PELTRO) de emergencia pandémica no selectiva para respaldar las condiciones de liquidez en el sistema financiero de la zona del euro.

¿Qué más leer?

El BCE lanzará un mensaje tranquilizador. Está listo para actuar

Los PELTRO consisten en siete operaciones de refinanciamiento adicionales que comienzan en mayo de 2020 y que vencen en una secuencia escalonada entre julio y septiembre de 2021, en línea con la duración de las medidas de alivio colateral. 

La tasa será de 25 puntos básicos más baja que las operaciones habituales de refinanciación.

Ya comienzan a llegar las primeras reacciones. Paul Diggle, economista de Aberdeen Standard Investment, señala que el BCE baja “la tasa de interés a la que los bancos pueden pedir prestado a -1%. Si se piensa, este último dato es realmente notable, los bancos de la eurozona están recibiendo un 1% por tomar dinero del BCE y prestarlo a empresas y hogares”.

El BCE podría seguir bajando esa tasa de interés si quisiera. En realidad, este tipo negativo es  un subsidio directo a los bancos en lugar de una medida que genere  consecuencias adversas para el sector bancario que muchos temen".

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.