Economía y política

El BCE advierte a los bancos

El banco central quiere que las entidades financieras aborden el riesgo de crédito y mejoren la eficiencia

Las hipotecas del boom inmobiliario se sitúan en mínimos con el euríbor a la baja

El Banco Central Europeo (BCE) ha lanzado una advertencia a los mayores bancos de la zona del euro.

El máximo responsable de la política monetaria de la eurozona quiere que aborden el riesgo de crédito y mejoren la eficiencia. El banco central ha identificado estas deficiencias en el Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora (PRES) realizado en 2020.

Al mismo tiempo, el BCE considera que un gran número de deficiencias de revisiones anteriores siguen sin afrontarse y subsanarse, en particular las relativas a la gobernanza interna. Por ello, ha lanzado estas advertencias.

Con respecto al riesgo crediticio, el BCE detectó que el deterioro de las condiciones económicas durante la pandemia desaceleró el ritmo de la reducción de los préstamos morosos, pero también hay “un nivel implícito de angustia en las carteras de préstamos que aún no es del todo evidente”, indicó en un comunicado el supervisor. 

Gobernanza interna

El BCE también ha detectado que algunos bancos han tardado en abordar los desafíos de gobernanza.

El supervisor encontró, en algunos casos, que había una falta de participación adecuada por parte del órgano de administración, con un seguimiento y supervisión insuficientes de las funciones comerciales, particularmente en relación con la adecuación de los informes. 

Además, también hubo problemas relacionados con la gestión del riesgo de crédito dentro de las funciones de control interno y debilidades estructurales sostenidas en el área de agregación y presentación de información sobre riesgos.

Riesgos en el modelo de negocio

Con respecto al modelo de negocio, el BCE expresó preocupaciones sobre la fiabilidad de los planes de negocios de algunos bancos que los abordaron mediante recomendaciones cualitativas para mejorar la rentabilidad. 

La disminución de los márgenes intensificó la presión sobre los bancos para que ajustaran sus bases de costes, lo que llevó a una serie de medidas de reducción de costos en el transcurso de 2020, como la consolidación de sucursales, proyectos de innovación y acuerdos de trabajo remoto. Los acontecimientos recientes han impulsado la tendencia hacia la digitalización.

Finalmente, el BCE reconoce que "la eliminación progresiva de varias medidas de apoyo en 2021 podría aumentar el riesgo de efectos abruptos".

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses