Economía y política

Coronavirus. Grecia da una lección a España

El Gobierno griego impuso medidas severas de distanciamiento social antes que el de Pedro Sánchez

Atenas

La epidemia del Covid-19 ha dejado en evidencia un deficiente liderazgo a nivel global. Desde España hasta el Reino Unidos y los Estados Unidos, los políticos han esperado demasiado tiempo antes de dar los pasos  necesarios para proteger a sus ciudadanos.

Grecia ha sido una notable, y quizás sorprendente, excepción a esta tendencia. El Gobierno impuso medidas severas de distanciamiento social en una etapa mucho más temprana de la epidemia que otros países del sur de Europa. 

Por ahora, esta rápida reacción ha ayudado a Grecia a evitar la trágica crisis de salud que enfrentan los estados más ricos.

Takis Pappas, politólogo de la Universidad de Helsinki, ha comparado la velocidad de la respuesta en Grecia, Italia y España. Atenas cerró todas las tiendas no esenciales solo cuatro días después de su primera muerte por Covid-19. 

Por el contrario, Italia y España lo hicieron después de 18 y 30 días, respectivamente. (Vale la pena señalar que España tardó más de dos semanas en diagnosticar esa primera muerte relacionada con Covid-19. El país cerró tiendas no esenciales 12 días después de eso).

La prohibición del movimiento no esencial en Grecia se produjo solo una semana después, más rápido que en cualquiera de los otros dos países.

Esas acciones tempranas redujeron la presión sobre el precario sistema de salud del país. A mediados de marzo, el sistema nacional de salud griego solo contaba con 605 unidades de cuidados intensivos, de las cuales solo 557 estaban en funcionamiento debido a la escasez de personal. 

Grecia tiene una población de más de 10 millones de personas. Esa es una proporción peor que la de España, que comenzó con 4.400 UCI para una población de casi 47 millones y ha sido abrumada por casos de coronavirus.

Comparación con España

La comparación con España es reveladora. A pesar de que Italia debería haber adoptado medidas de bloqueo antes, los políticos pueden argumentar que fueron los primeros en Europa en enfrentar este desafío sin precedentes. 

El Gobierno español, por el contrario, tenía la ventaja de tiempo, pero vaciló y permitió que los eventos masivos,  como las manifestaciones y los partidos de fútbol, tuvieran lugar hasta 26 días después de la primera muerte por coronavirus.

Hasta ahora, Grecia ha registrado solo 1.955 casos y 86 muertes, es decir 188 casos y 8 muertes por millón de personas. España tiene 3.261 casos y 326 muertes por millón de personas, e Italia tiene, respectivamente, 2.375 y 302.

Esto puede deberse a que Grecia ha realizado menos de la mitad de las pruebas (por millón de personas) que España, y menos de un cuarto de Italia, pero no hay indicios de que la presión sobre su sistema de salud sea comparable a la experimentada por los últimos dos países. 

El gobierno griego también dice que ha reclutado a 4.200 médicos nuevos y ha aumentado la cantidad de UCI, lo que debería ayudar a contener un agravamiento del brote.

Economía

Más preocupante es lo que podría pasarle a la economía de Grecia. La pandemia ha llegado en un momento particularmente cruel para Atenas. Después de una década de crisis económica, las cosas estaban volviendo a la normalidad. 

El primer ministro Mitsotakis, de la Nueva Democracia de centroderecha, ganó una mayoría absoluta en las elecciones de 2019, con el mandato de restaurar la credibilidad internacional y recuperar la economía. 

Los inversores acudieron a Grecia en busca de rendimientos y oportunidades, lo que convirtió a la bolsa de valores de Atenas en la mejor del mundo el año pasado.

Ese mundo no podría mirar más lejos ahora. El turismo representa una quinta parte de la producción total del país y la industria sufrirá mucho si las restricciones de viaje continúan durante el verano. 

Las pequeñas empresas, que emplean a más del 80% de la fuerza laboral total del país (excluyendo las finanzas), también afrontan muchos problemas con los suministros, la liquidez y las ventas. 

Sin embargo, dada la rapidez con que Grecia respondió al brote, el país podría recuperarse antes que otros. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses