Economía y política

Coronavirus. El miedo dispara al oro hacia los 1.700 dólares

El oro cotiza está muy cerca de los 1.700 dólares, un nivel que podría caer pronto si crece la aversión al riesgo por el miedo a la extensión del coronavirus

Los controles de acceso se imponen ante la epidemia del coronavirus

El fuerte desplome que azota a las bolsas mundiales por culpa del miedo a la expansión global del coronavirus ha puesto en guardia a los inversores, que huyen a toda velocidad hacia los refugios clásicos, como los bonos o el oro, que está en máximos de siete años.

Así, el metal amarillo se dispara más de un 2% y acecha ya los 1.700 dólares por onza. A medida que el virus se propaga fuera de China, en particular en Italia, Corea del Sur o Irán, el mercado comienza a descontar que el riesgo de una pandemia global provocada por el Covid-19 no es tan descabellado.

Para el mercado de materias primas, este nuevo rebrote de la aversión al riesgo ha supuesto una huida en toda regla hacia la calidad y los activos refugio, lo que beneficia en particular al oro, considerado la inversión segura por excelencia.

Como casi siempre suele suceder, han sido las manos fuertes del mercado las que primero han reaccionado a estas noticias. Los fondos cotizados en bolsa o ETF han comprado 72,266 onzas de oro en la última sesión de negociación, llevando las adquisiciones netas de este año a 2.56 millones de onzas, según datos de Bloomberg. Este ha sido el vigésimo tercer día consecutivo en el que crecen sus tenencias.

 "El impulso al alza es fuerte y el interés en el oro se mantendrá alto hasta que la preocupación disminuya"

"La propagación del Covid-19 a Italia y Corea del Sur está amenazando los rebotes en los precios de los activos y ese temor está impulsando los precios del oro al alza", dice Howie Lee, economista de Oversea-Chinese Banking en Singapur. "El impulso al alza es fuerte y el interés en el oro se mantendrá alto hasta que la preocupación disminuya".

Todo el dinero que llega al mercado del oro, es el que sale del sectorial de materias primas y productos básicos. El caso paradigmático es el del petróleo Brent, que baja hoy más de un 3%. El oro negro trunca una racha de ocho sesiones al alza, gracias a los estímulos del gigante asiático para estimular la demanda y reactivar la economía.

El papel de la Fed

Otras materias primas, como los futuros del maíz, se hunden a mínimos de cinco meses, mientras que la soja, el cobre o el caucho cotizan con notables retrocesos.

A medida que penalizan a los activos de más riesgo, los inversores buscan seguridad, enviando los precios del oro a nuevos máximos de siete años, un avance que también se refleja en los precios de los bonos.

¿Qué más leer?

IBEX. ¿Dónde están los soportes del miedo al coronavirus?

Tras la huida de los inversores al oro subyacen las expectativas de que la Fed estadounidense tome cartas en el asunto y rebaje los tipos de interés en caso de que el impacto en la economía global vaya a más. Ello presionaría a la baja sobre el dólar y sería más alcista para el oro, al tener el metal precioso y el billete verde una correlación inversa.

Además, el movimiento forzaría al BCE a mover ficha. De hecho, los futuros sobre los ‘Fed funds’ están descontando ahora mismo dos rebajas del precio del dinero para este año, cuando no anticipan ninguna a principios de enero, según datos de Bloomberg.  

Perspectivas técnicas alcistas

Desde el punto de vista técnico, el oro está ahora en máximos de siete años, y una vez conquistados los 1.650 dólares, los próximos objetivos a batir serían los 1.710 y los 1.750 dólares, según explican los analistas de Etoro.

¿Qué más leer?

El miedo al coronavirus tumba a las aerolíneas y al sector del lujo

Claro que el rebote ha sido muy vertical y el mercado está sobrecomprado, por lo que no se puede descartar una corrección, movimiento lógico que no sería grave para descarrilar la tendencia alcista mientras no se pierdan los 1.590 dólares.  

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses