Economía y política

China y Alemania toman ventaja en la carrera por la vacuna del Covid-19

La farmacéutica china Sinovac anuncia que su vacuna podrá distribuirse masivamente a principios de 2021

Moderna está teniendo problemas en la fase final de sus ensayos clínicos

China y Alemania confirmaron este jueves sendos avances en torno a algunas de sus vacunas contra el Covid-19. Investigadores de dos centros de Berlín investigan un tratamiento con un nuevo tipo de anticuerpos. En el gigante asiático, la farmacéutica Sinovac anunció que comenzará las pruebas masivas a principios de 2021.

¿Qué más leer?

China. La vacuna de Cansino Biologics inicia la tercera fase de ensayos

El presidente de la compañía, Yin Weidong, aeguró que las últimas pruebas "no han mostrado especiales reacciones adversas", según explicó durante una visita a uno de los centros de producción readaptados de Sinovac, recogida por Efe, Solo en en esas instalaciones se fabricarán 300 millones de dosis.

La denominada 'Coronavac' es una de las cuatro vacunas más avanzadas de China. Junto a la de Sinovac se encuentran las dos del grupo Sinopharm y la de Cansino Biologics, que esta misma semana anunció el inicio de la última fase de pruebas en 60.000 voluntarios

Claves de la vacuna de Sinovac.

  • Weidong señaló hace unas semanas que se habían probado 20 cepas distintas en el desarrollo de la vacuna
  • Sinovac confirmó a principios de septiembre los resultados de las fases I y II, realizadas sobre adultos sanos mayores de 60 años y entre personas de 18 y 59 años
  • Falta por conocer cómo funcionaría la vacuna en la población infantil
  • En total, Sinovac tiene acuerdos para distribuir más de 60 millones de dosis fuera de China hasta principios de 2021
  • No obstante, el Gobierno chino confirmó hace unas semanas que daría "prioridad" a las regiones del sudeste asiático, como Camboya, Laos, Myanmar, Tailandia o Vietnam, lo que modificaría la distribución

Meidong aseguró que la vacuna de Sinovac puede "combatir todas las cepas existentes en el mundo" gracias a que se prueba en países como Brasil, Turquía o Indonesia.

"Es mejor hacer los test en el exterior porque en China la pandemia está prácticamente controlada", explicó, reconociendo que sería "difícil" probar la efectivdad del tratamiento en el gigante asiático. Asimismo, el presidente de Sinovac confirmó que estudian la posibilidad de producirla en otros países. 

Alemania investiga una vacuna pasiva

Alemania, por su parte, trabaja en una nueva vacuna a través de una vía alternativa. Un grupo de investigadoresd del hospital Charité de Berlín y del Centro Alemán contra Enfermedades Neurodegenerativas (DZNE) confirmaron este jueves que ya desarrollan una vacuna 'pasiva' tras descubrir anticuerpos "altamente efectivos". 

El estudio parte de unos 600 análisis de pacientes que superaron el Covid-19. En ellos se descubrieron los denominados anticuerpos neutralizantes. 

"Se unen al virus y así evitan que penetre en las células y se multplique", señalan el comunicado emitido sobre el tratamiento. 

Los estudios en animales, satisfactorios

Esta vacuna ya se ha probado en hámsteres, demostrando su eficacia. Los animales desarrollaron "síntomas leves en el mejor de los casos" después de que se les administrara una dosis de Covid-19. 

"Si [los anticuerpos] se administraran de forma preventiva, antes de la infección, los animales no se enfermarían", apunta Jacob Kreye, coordinador del proyecto. En concreto señalan tres de los nuevos anticuerpos como "particularmente prometedores" para el desarrollo clínico.

¿Qué más leer?

Johnson & Johnson inicia la fase III de su vacuna con ensayos en 60.000 voluntarios

Según explicaron los expertos, la principal ventaja es que la vacunación pasiva usa "anticuerpos terminados que se descomponen después de un cierto tiempo". Por ello, se usa la base de plasma extraído de pacientes que ya superaron la enfermedad con la ventaja de que el organismo no tiene que producir anticuerpos primero. 

En cuanto a las desventajas, la inmunidad duraría pocas semanas o meses, por lo que habría que repetir las dosis. Esto aumenta las dificultades tanto técnicas como económicas, ya que elevaría los costes de producción. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses