Economía y política

Bank of America carga contra los gobiernos europeos. "No han aprendido la lección de China"

El banco americano predice una gran contracción en Europa más profunda y larga de lo calculado inicialmente

El ministro Salvador Illa en su comparecencia de este jueves en la comisión de sanidad del Congreso para informar de las nuevas medidas contra la pandemia de coronavirus.
El ministro Salvador Illa en su comparecencia de este jueves en la comisión de sanidad del Congreso para informar de las nuevas medidas contra la pandemia de coronavirus.

El PIB de la eurozona se contraerá un 7,6% por la crisis provocada por el coronavirus, según datos actualizados de Bank of America. Su servicio de estudios anticipa una recesión mucho más profunda que la inicialmente calculada. 

El banco americano, además, se muestra muy crítico con la gestión política de la pandemia del Covid-19.

En su opinión, el Banco Central Europeo (BCE) se ha movido mucho más rápido de lo que lo han hecho los gobiernos europeos. Recordemos que el BCE inyectó 125.000 millones de euros en un primer momento, a lo que sumó otros 750.000 millones de euros.

Además, aunque no modificó la tasa de depósito, sí mejoró las subastas de liquidez más conocidas como TLTRO.

En cambio, recalca el banco americano “la respuesta fiscal se ha retrasado”. Opinión que subraya después de señalar que  “la falta de una respuesta política efectiva en el control del virus en los mercados desarrollados y algunos mercados emergentes nos ha llevado a rebajar nuestras previsiones de crecimiento”.

El equipo de Research de Bank of America lo tiene claro: “Los políticos no han aprendido las lecciones de China”.

También señala que los déficits serán grandes este año. Los estabilizadores automáticos por sí solos aumentarán los déficits en un 4% del PIB en 2020 y añade, que sin más ayuda fiscal, no se podrá contener el daño a empresas y puestos de trabajo.

 

La duración del confinamiento y su relación con el daño económico

Y añanden que la cuarentena no será fácil, ni rápida, por un lado, y, por otro, está siendo mucho más estricta y perjudica a sectores que, según la casa de análisis, podrían haber salido indemnes de la crisis.  

Bank of America deja un resquicio para la esperanza puesto que esperan que la vuelta al trabajo se produzca en mayo, aunque será más lenta de lo esperado.

 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses