Economía y política

Los bancos centrales pinchan. ¿Tiene herramientas el G-7 para frenar esto?

Miedo en el mercado a que los bancos centrales se estén quedando sin munición. Ahora le toca el turno al G-7, que deberá lanzar unas medidas fiscales coordinadas, algo muy difícil con la disparidad de situaciones que hay en su seno

Cumbre en Europa para acordar los presupuestos

Ante el desastre que viven hoy los mercados, los inversores miran hacia la reunión que celebra hoy El G-7 por teleconferencia como última esperanza para frenar esta crisis. Los bancos centrales lo han intentado, con rebajas de tipos e inyecciones de dinero, pero el pinchazo ha sido mayúsculo.

Pero las dudas aumentan, porque el mercado teme que no se pueda dar la misma respuesta que durante la crisis de 2008

¿De qué depende que las medidas del G-7 tengan un mayor efecto?

De lo contundentes que sean. Alemania ya dio muestras de lo que puede hacer tras aprobar medio billón de euros en créditos. 

Así, el Ejecutivo alemán prometió un programa de créditos para empresas "sin límites" para evitar problemas de liquidez en su tejido empresarial debido a los efectos de la pandemia.

Se bautizó como "una red de seguridad para empresas de muchos miles de millones" . Pero Alemania lo puede hacer porque sus finanzas están mucho más saneadas. 

No obstante, no todos los países está en la misma situación de aplicar estas medidas fiscales. Por ello, lo que acuerde el G-7 puede condenar a otros países una vez pase la crisis.

Es el caso de España, que todavía no ha logrado corregir el abultado déficit en el que incurrió en la pasada crisis financiera. 

A ello se suma las diferencias que hay en el seno del G-7, que dificulta una acción conjunta. Por ejemplo, pesa mucho que Trump cerrara los vuelos a Europa sin consultarlo con sus los líderes europeos, opina Bloomberg. Además, Trump ha entrado en la pugna por los derechos de la vacuna contra el coronavirus que está desarrollando una compañía alemana, por lo que ha abierto un nuevo frente con Merkel-

 

Miedo provocado por la Fed

Adam Vettese, analista de Etoro destaca que la decisión de la Fed  “ha espantado a los mercados, más que tranquilizarlos”.

La sensación, repite Monex Europe, es que a los bancos centrales poco les queda por hacer.

De hecho, ese es lo que ha desencadenado las caídas de las bolsas y es que los mercados interpretan que la munición de los bancos centrales está prácticamente agotada.

Ahora es responsabilidad de los Gobiernos adoptar las medidas fiscales que permitan detener el daño económico que está causando el coronavirus”.

 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses