Morgan Stanley da un espaldarazo al ether

El ether gana adeptos como Morgan Stanley, que ve potencial de futuro en una criptomoneda que impulse las finanzas descentralizadas

El ether sigue ganando adeptos para separar su camino del bitcoin, y en este proceso ha conseguido el apoyo de Morgan Stanley. La entidad financiera ha resaltado en un informe desvelado por Barron's que, a diferencia de la intención del bitcoin de actuar como un refugio de valor y divisa válida para cualquier transacción en el mundo real, el ether está consiguiendo atraer a su red de blockchain toda una base de usuarios interesados por desarrollar apps de finanzas descentralizadas.

Y este proceso de consolidación como criptomoneda de referencia para este ecosistema DeFi que también engloba a los portales de compraventa de NFT, la segunda criptodivisa del mercado puede consolidar su potencial utilidad en el futuro, haciendo que el ether se distinga lo suficiente de otros criptoactivos como para considerarlo una inversión independiente al bitcoin.

Publicidad

La línea del ether sigue trazando la misma curva que el resto del criptomercado

La cotización del ether tuvo una buena semana pasada que respondió a la subida generalizada de las criptomonedas durante los últimos siete días.

Alejandro Zala, director nacional de Bitpanda en España, destacaba en su análisis del pasado viernes que el ether había ganado un 50 por ciento desde su mínimo de enero, llegando a cotizar en un nivel de resistencia de su línea de tendencia de 3.100 dólares que le permitía sumar unas ganancias del 25 por ciento en la última semana.

El paso del fin de semana, sin embargo, rebajó esa línea alcista, provocando que el ether imitara la trayectoria dibujada por el bitcoin y recortara su precio hasta el radio de los 2.800 dólares, a medida que la incertidumbre sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania tomaba el control también del criptomercado.

El arranque de la semana, en cambio, ha servido para que la criptomoneda acumule una mejora del 3 por ciento alrededor de las 15.30 del lunes, que colocaba su cotización de vuelta al espectro de los 3.000 dólares.

Publicidad
Publicidad

En contraposición, el bitcoin cayó desde los cerca de 43.700 dólares el viernes a los 42.200 del sábado, y el lunes cotizaba al alza luchando por volver a los 43.000 dólares

Y en este regreso hacia una corriente positiva del criptomercado, al ether le impulsan informes como el de Morgan Stanley, que siguen una tendencia por separar al ether de otras criptomonedas como el bitcoin, marcada por bancos de inversión como JP Morgan, o fondos de capital riesgo como Sequoia, Tiger Global, y el banco japonés Softbank.

Los grandes inversores confían en la separación de caminos con el bitcoin

El informe de Morgan Stanley revelado por Barron's cuenta con la supervisión de Denny Galindo, el director ejecutivo de la institución estadounidense, responsable de informes anteriores sobre los criptoactivos en los que se analizaban los pros y contras de invertir en criptodivisas.

Morgan Stanley mantiene un perfil cauto en su último informe dedicado al ether, con el que pretende "educar a sus inversores para introducir la criptodivisa en algunos porfolios".

Para el banco de inversión norteamericano, aun así, destaca que tanto el ether como la red Ethereum han logrado atraer a una gran cantidad de usuarios gracias al incremento de las aplicaciones de finanzas descentralizadas. Una tendencia que también sirvió, por ejemplo, para que el ether se impulsara gracias al metaverso.

Publicidad

Este mercado de las finanzas descentralizadas, por tanto, dotaría al ether de acceso a un mercado "potencialmente superior" al del bitcoin, impulsándose, además, en el interés del propio mercado en crear criptomonedas o tokens propios, así como NFT, usando el ether como criptomoneda de consumo para este fin.

La popularidad de las criptomonedas entre inversores institucionales se hace notar

Morgan Stanley fue el primer gran banco de Wall Street que dio luz verde para que sus clientes accedieran a fondos de inversión en bitcoin, y con la publicación de este informe, apunta a una posible entrada del ether en su cartera que podría disparar la cotización de la criptomoneda.

El informe del banco estadounidense puede quedarse en un simple análisis, pero se suma a una larga lista de reflexiones por parte de instituciones internacionales a la que se han sumado incluso la OCDE, las cuatro grandes consultoras, que la semana pasada saltaron a la primera plana del criptomercado después de que KPMG anunciara su inversión en bitcoins.

Los inversores institucionales, por tanto, están poniendo el criptomercado en su punto de mira, y apuestan, además, por comenzar a aleccionar a sus clientes sobre las diferencias entre cada uno de estos activos.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de