Los fondos socialmente responsables crean más valor que los convencionales

Los fondos de inversión socialmente responsable (ISR), que utilizan criterios medioambientales, sociales, y de gobierno corporativo, crean más valor a[…]

Los fondos de inversión socialmente responsable (ISR), que utilizan criterios medioambientales, sociales, y de gobierno corporativo, crean más valor a largo plazo que los convencionales y tienen un recorrido "amplio" en España, donde actualmente su inversión alcanza 150.000 millones de euros.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprende del estudio "Fondos Convencionales contra Fondos ASG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo): ¿Por qué los segundos pueden ser mejores?", publicado hoy por Deusto Business School y Spainsif, en el que se destaca que actualmente el perfil de inversor que predomina entre estos fondos "éticos" es el del institucional.

La inversión institucional en este tipo de fondos representa un 75 % del total a nivel europeo, según el informe.

Las aseguradoras también tienen una "presencia notable" en estos fondos en su búsqueda por "mitigar riesgos", según ha dicho el catedrático de Deusto y autor del estudio, Fernando Gómez-Bezares, que ha estimado que en los próximos años, el inversor particular será quien también tenga un peso importante en la inversión de estos fondos.

Gómez-Bezares ha atribuido este posible incremento al hecho de que cada vez hay más inversores y empresas responsables que "se preocupan" por estos criterios, que comenzaron a utilizarse a partir del año 2.000.

No obstante, ha reconocido que este tipo de fondos no han llegado a calar en España ante la cultura financiera existente, la falta de comercialización de estos productos por parte de los bancos, y al bajo porcentaje de inversión que lleva a cabo el ciudadano español medio.

La inversión con criterios ASG "tiene ventajas importantes", según ha destacado el autor del informe, que ha explicado que en España existen 153 fondos de este tipo, que alcanzan un importe total de 150.000 millones de euros.

En su intervención, Gómez-Bezares también ha manifestado que las gestoras de fondos de inversión ASG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo) son "claramente mejores" que las convencionales respecto a dos factores: su capacidad de sincronización o de adelantarse al mercado, y de selección.

Publicidad
Publicidad

En este sentido, ha explicado que las gestoras de ASG presentan unos resultados "notoriamente mejores" respecto a la sincronización porque en general, los fondos son más pequeños y eso facilita "que puedan mover sus inversiones", adelantándose así a los acontecimientos de mercado.

Respecto a la capacidad de selección, las ASG son "igual o ligeramente mejores" que las convencionales porque "conocen mejor su colectivo de inversión" al ser "más concreto" según ha añadido el catedrático de Deusto.

Asimismo, estas tendencias responden a que las empresas sostenibles "son más rentables y tienen menos riesgo a largo plazo".

Publicidad
En portada

Noticias de