La caída del precio del crudo hunde los beneficios de Petrochina un 66,9 %

La caída de los precios del crudo y la ralentización de la economía de China provocaron un hundimiento de un[…]

La caída de los precios del crudo y la ralentización de la economía de China provocaron un hundimiento de un 66,9 % en el beneficio de Petrochina, la mayor productora de petróleo y gas natural del gigante asiático, en 2015.

La principal empresa energética china ganó 35.653 millones de yuanes (5.500 millones de dólares, 4.900 millones de euros) el año pasado, frente a los 107.172 millones de yuanes (al cambio actual, 16.500 millones de dólares, 14.700 millones de euros) que obtuvo en el ejercicio 2014, según sus resultados anuales publicados hoy.

Las cuentas de Petrochina, con sede en Pekín, confirmaron que 2015 fue un año "complicado y severo" para el sector petrolero, que ha visto desplomarse a la mitad los precios de su materia prima y mira con incertidumbre las tensiones geopolíticas y el lento crecimiento económico mundial, con características propias en China.

La facturación de la compañía se redujo en un 24,4 % el pasado año, respecto a 2014, y se quedó en 1,73 billones de yuanes (266.000 millones de dólares, 237.000 millones de euros).

A pesar de estos menores ingresos, la empresa aumentó en 2015 tanto su producción de crudo, un 2,8 % hasta los 971,9 millones de barriles, como la de gas natural, un 3,4 % para ascender a 3,13 billones de pies cúbicos de gas (88,66 millones de metros cúbicos).

En ambos casos, la producción de la firma china continuó siendo mayoritariamente doméstica, aunque con un peso cada vez más marcado de la del exterior, que subió un 35,4 % en el crudo y un 52,1 % en el gas natural.

Publicidad
Publicidad

"La producción y operación del grupo fue estable y estuvo bajo control", dijo el presidente de Petrochina, Wang Yilin, en el informe de resultados.

Además, la petrolera china redujo en un 22,1 % sus gastos operativos para dejarlos en 1,65 billones de yuanes (254.000 millones de dólares, 226.000 millones de euros).

Ante el difícil contexto nacional e internacional, la empresa trató de contener sus inversiones para concentrar sus esfuerzos en mejorar la estructuración de sus activos, que se redujeron en un 0,5 % para situarse en un valor de 2,4 billones de yuanes (369.000 millones de dólares, 328.800 millones de euros).

El pasivo neto alcanzó los 467.928 millones de yuanes (72.100 millones de dólares, 64.300 millones de euros), con un incremento de un 0,49 %.

Por divisiones, destacaron la caída de los beneficios de la de exploración y producción, que se hundieron un 81,8 % hasta los 33.961 millones de yuanes (5.200 millones de dólares, 4.700 millones de euros), y el resultado positivo de la de refinería y química, por primera vez desde 2011.

Publicidad

La división de refinado revirtió los números rojos de los últimos ejercicios y obtuvo un beneficio neto de 4.883 millones de yuanes (752 millones de dólares, 671 millones de euros), un resultado que la compañía atribuyó a la mejora de su control de costes y de la reorientación de su producción en función del mercado.

De cara a este ejercicio, Petrochina anticipa que la recuperación de la economía mundial siga siendo "débil" y que los precios internacionales del petróleo mantengan volatilidad en bajos niveles, mientras que estimó que China continuará creciendo de forma "moderadamente estable".

La compañía, controlada por la empresa pública CNPC (Corporación Nacional de Petróleo de China), tiene depositadas sus esperanzas en la puesta en marcha de los grandes proyectos de infraestructuras de Pekín, como la Nueva Ruta de la Seda, y en el sistema de precios del petróleo y el gas del gigante asiático.

En portada
Publicidad
Noticias de