El aumento de las mutaciones rediseña las vacunas contra el Covid

Las farmacéuticas cambian su enfoque hacia una nueva clase de vacunas que hagan frente a la amenaza que representan las mutaciones de rápida propagación

Apenas unas semanas después del lanzamiento de vacunas para combatir Covid-19, los investigadores están cambiando su enfoque a una nueva clase de posibles inyecciones para enfrentar la amenaza que representan las mutaciones de rápida propagación.

Las peligrosas variantes del coronavirus identificadas en África, Europa y América del Sur están cubriendo el mundo, lo que empuja a los científicos del Reino Unido y otros lugares a apuntar a múltiples versiones del patógeno de una sola vez y quizás ahuyentar a los enemigos más letales que puedan surgir.

Una variante que surgió en Sudáfrica ya ha demostrado ser capaz de evadir parcialmente las defensas levantadas por varias vacunas. El país hizo una pausa en el lanzamiento de una inyección de Astrazeneca porque ofrecía una protección mínima contra la enfermedad leve a moderada causada por el mutante, llamado B.1.351. 

Mayores riesgos

La propagación de un virus conlleva un mayor riesgo de mutaciones más alarmantes.

"No podemos estar satisfechos pensando que tenemos las vacunas que necesitamos", explicó Richard Hatchett, director ejecutivo de la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias, que ha trabajado para acelerar el desarrollo de las inoculaciones de Covid. "Estamos en una carrera con el virus y tenemos que adelantarnos".

Publicidad
Publicidad

Gran Bretaña se hizo con grandes suministros de vacunas Covid y se convirtió en el primer país occidental en aprobar una inyección. Ahora busca ponerse al día con el brote y mantener su impulso en la siguiente fase de la crisis, una tarea difícil a medida que el virus avanza desenfrenadamente.

Estrategia con las mutaciones

La semana pasada el Gobierno anunció un pacto con Curevac para abordar variantes, emparejando inteligencia artificial para predecir mutaciones futuras con tecnología de ARN mensajero que puede generar rápidamente nuevas vacunas. GlaxoSmithKline, con sede en Londres, también está trabajando con Curevac en vacunas que eliminan mutantes.

Mientras tanto, países de la Unión Europea, que se han quedado atrás de EEUU y el  Reino Unido en inmunizaciones, han planteado preguntas sobre la estrategia del bloque en relación con las mutaciones. 

En una reunión de embajadores el miércoles, países como Malta y Alemania instaron a la Comisión Europea a garantizar que los contratos con los fabricantes cubran lotes suficientes si se necesitan inyecciones de refuerzo.

Publicidad

Optimismo a la baja

Las nuevas variantes, incluido el linaje B.1.1.7 que surgió en el sur de Inglaterra, han mitigado el optimismo que recibió las inyecciones de ARNm altamente efectivas de Pfizer y Moderna a fines del año pasado. 

Es probable que la variante esté asociada con un mayor riesgo de hospitalización y muerte que las versiones anteriores, según un informe publicado el viernes por el gobierno.

Existe la posibilidad de que B.1.1.7 esté amortiguando las respuestas antivirales del huésped y avanzando hacia los pulmones más rápidamente, dijo Julian Hiscox, especialista en coronavirus de la Universidad de Liverpool y miembro de un grupo asesor del Reino Unido, calificando el aumento del riesgo de muerte como "leve". 

Si es necesario, las empresas deberían poder rediseñar rápidamente sus inoculaciones basándose en la proteína  que utiliza el coronavirus para invadir las células humanas, según Michael Kinch, especialista en vacunas de la Universidad de Washington en St. Louis. 

Publicidad

Enfoques alternativos

Si bien los científicos tienen las herramientas para mantener el ritmo, las mutaciones adicionales requieren enfoques alternativos, explicó.

"La mala noticia con estas variantes particulares, y la razón por la que muchos de nosotros estamos nerviosos, no es que las vacunas de repente no funcionarán", dijo Kinch, "sino que poco a poco se volverán obsoletas".

Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson han dicho que están comenzando a trabajar en el desarrollo de vacunas de refuerzo. Astrazeneca y su socio Oxford apuntan a tener una versión ajustada adaptada a las nuevas variantes disponibles para el otoño.

La búsqueda de una sola vacuna que cubra todo

Un problema que enfrentan los fabricantes de medicamentos en la búsqueda de una sola inyección que cubra diferentes cepas es que aún no saben cuáles serán las más frecuentes en los próximos meses, según Andrew Pollard, el investigador principal de los ensayos de Oxford.

“Hoy sabemos cuáles elegirías, pero es probable que el virus continúe evolucionando bajo la presión de la inmunidad humana y eso podría cambiar con el tiempo”, afirmó.

Publicidad

Los investigadores están considerando varias formas de superar los desafíos. Otra estrategia implica incluir una variedad de antígenos, las moléculas de la vacuna que provocan una respuesta inmune, dijo Kinch. 

En portada
Publicidad
Noticias de