Miles de chilenos vuelven a manifestarse contra el actual modelo de pensiones

Decenas de miles de chilenos se manifestaron este domingo en el país para reclamar el fin del actual sistema de pensiones, basado en la capitalización individual, y pedir que se cambie por un modelo de reparto solidario financiado entre trabajadores, empleadores y el Estado.

La marcha fue convocada por la Coordinadora "No AFP" y en Santiago de Chile discurrió por el centro de la ciudad, entre la Plaza Italia y el cerro Santa Lucía, donde se realizó un acto acompañado de música en directo.

Manifestaciones similares tuvieron lugar en distintas ciudades de todo el país.

"Las pensiones de pobreza con las que viven nuestros adultos mayores no son sostenibles", aseveró a Efe una de las manifestantes, la diputada comunista Carol Cariola.

La parlamentaria criticó que el peso del actual modelo recae en el trabajador, y abogó por un sistema publico tripartito donde empresario, trabajador y el Estado contribuyan.

"No tenemos un sistema solidario donde con las cotizaciones actuales podamos contribuir activamente a que las actuales generaciones de jubilados tengan un aumento significativo de sus pensiones en este momento. La calidad de vida de los adultos mayores no es buena, están algunos quitándose la vida, por eso estamos aquí diciendo claro 'no más AFP'", exclamó Cariola.

El modelo previsional chileno fue instaurado en 1980, durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), y su pilar básico es el ahorro individual obligatorio, mediante el cual cada trabajador aporta un 10 % mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila y que es gestionado por las denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Las AFP son empresas privadas que invierten en los mercados en busca de rentabilizar sus fondos.

En Chile es obligatorio estar afiliado a una AFP y en la actualidad existen seis, que compiten para captar trabajadores en función de su portafolio de inversiones y de la comisión que cobran como mantenimiento.

El Estado chileno participa en el sistema previsional con el llamado Pilar Solidario, dirigido a los más pobres y a quienes tienen las pensiones más bajas.

"Desde que se instaló el sistema de pensiones en la dictadura, lo único que han hecho las AFP ha sido lucrarse a costa de las pensiones de los trabajadores y trabajadoras", afirmó Cariola.

El promedio de la pensión mensual pagada en enero de 2019 por las AFP fue de unos 236 dólares. En comparación, el salario mínimo chileno es de unos 456 dólares.

En el año 2016, la plataforma "No más AFP" comenzó una serie de fuertes protestas en todo el país contra el sistema de pensiones de capitalización individual, que periódicamente se han seguido repitiendo.

Casi tres años después, el pasado 14 de marzo, la Coordinadora "No AFP" presentó un Proyecto de Ley de Previsión, elaborado en base a una Iniciativa Popular de Ley, que fue entregado a los parlamentarios a las puertas del Congreso, ubicado en la ciudad de Valparaíso.

Este proyecto establece la creación de un sistema de pensiones con características de reparto, solidario intergeneracional e intrageneracional y de financiación tripartito por parte de trabajadores, empleadores y Estado.

Asimismo, obliga al Estado a garantiza a los trabajadores y a los familiares o asimilados que tuvieran a su cargo, "la protección adecuada frente a las contingencias de pérdida de capacidad de trabajo por vejez, invalidez, enfermedad y muerte", entre otras situaciones.

En octubre de 2018, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció una reforma del sistema que contempla elevar un 4 %, de forma gradual y a cargo del empleador, la cotización en las cuentas de ahorro de los trabajadores.

Este incremento se sumará al 10 % mensual que actualmente paga cada trabajador a las AFP.

Además, el mandatario anunció que se subirá hasta un 50 % la cuantía de la pensión básica solidaria y hasta un 70 % el aporte previsional solidario.

"Piñera, ante una propuesta de cambio del sistema de pensiones lo que ha dicho es 'más AFP', a pesar de que la ciudadanía ha dicho todo lo contrario: 'no más AFP'", criticó Cariola.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.